“Espero que la Academia me vuelva a invitar”, dice Will Smith tras bofetada a Chris Rock
Foto de EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

Will Smith protagonizó uno de los momentos más desconcertantes de la gala de los Oscar al agredir a Chris Rock por un chiste relacionado con su esposa.

Rock había salido al escenario del Dolby Theater para presentar el Oscar al mejor documental e hizo una broma acerca la cabeza rapada de Jada Pinkett-Smith, quien ha reconocido públicamente que sufre alopecia, al compararla con la Teniente O’Neil de la película de Ridley Scott.

Smith se levantó de su asiento y subió al escenario para pegar una bofetada a Rock. Aunque pareció un golpe simulado, el público enmudeció y el hecho de que el actor continuara increpando al presentador al volver a su asiento sembró aún más dudas.

Mantén el nombre de mi esposa fuera de tu puta boca”, le gritó Smith desde su asiento ante el desconcierto generalizado.

Tras el extraño intercambio, la prensa acreditada en la ceremonia comenzó a preguntar si ese momento estaba en el guión o fue una reacción espontánea de verdad.

Según la publicación especializada Variety, la publicista de Will Smith, Meredith O. Sullivan le convocó durante la pausa publicitaria para tener una discusión con él.

Momentos después, el actor ganó el premio al mejor actor por ‘King Richard’, y en su discurso no hizo referencia directa al incidente ni se disculpó con Rock, pero sí lo hizo con la Academia y con el resto de compañeros nominados.

“Richard Williams fue un acérrimo defensor de su familia. En este momento de mi vida, estoy abrumado por lo que Dios me pide que haga y sea”, expresó en su discurso al recibir la estatuilla y agregó: “He sido llamado a proteger a mi gente, a ser un río para mi gente. Para estar en este espectáculo tienes que aguantar insultos”.

Contó que Denzel Washington se acercó para advertirle que en el momento “más importante” de la vida, “el Diablo llama a la puerta”.

“Quiero ser embajador del amor. Quiero pedir disculpas a la Academia, al resto de los nominados. Es un momento precioso; mis lágrimas no son por ganar el Oscar, sino por arrojar luz a todo el reparto de El método Williams. El arte imita a la vida, y yo he parecido el padre zumbado. El amor te hace hacer cosas increíbles”, comentó.

Espero que la Academia me vuelva a invitar”, expresó Smith tras el incómodo momento.

Finalmente, Anthony Hopkins subió para entregar el premio a mejor actriz protagonista, y pidió ”paz y amor”.

Con información de López-Dóriga Digital