Víctor Villanueva, el mexicano que quiere conquistar la escena flamenca


Víctor Villanueva, el mexicano que quiere conquistar la escena flamenca - Foto de Facebook
Foto de Facebook

El compositor mexicano afirma que el camino no ha sido sencillo, sin embargo, no se arrepiente de haber decidido migrar a Europa


Víctor Villanueva es un guitarrista y compositor mexicano, radicado en España, que a falta de oportunidades en la escena cultural mexicana, decidió migrar a Europa, donde cada vez encuentra más espacios.

El 9 de junio pasado, Villanueva presentó en Roma, Italia su segundo disco de guitarra clásica ‘Qaholom’, provocando que se interesen por su música centros culturales en Sevilla, Caravaca de la Cruz, Aviñón y Roquetas del Mar, e incluso ha logrado ser publicado en Spotify.

Foto de Víctor Villanueva

Qaholom, de acuerdo con el propio intérprete, es un disco que refleja “la experiencia de un músico migrante, que ha recogido tradiciones ajenas y las ha mezclado con otras más propias como el danzón, la rumba y el vals”. 

“Como latinos creo que tenemos un oído muy sensible a las armonías y contratiempos del folclor andaluz”, declara el guitarrista en entrevista exclusiva para López-Dóriga Digital. 

Víctor Villanueva, que se ha sumergido en el estudio de tradiciones musicales en la Fundación Cristina Heeren de Sevilla, asegura que encuentra muchas semejanzas entre la música latina y el flamenco, pero “no hay que confundirlas”.

“No es que la rumba o el son nazcan del flamenco, o viceversa. Pero sí es verdad que todas estas músicas recogieron influencias africanas, judías, árabes, etc., y que por lo tanto se parecen un poco entre sí”.

Recientemente colaboró  con la bailarina italiana Costanza Verzieri en la realización del video musical de la pista ‘Canción Cubana Para un Amigo’.

El compositor mexicano afirma que el camino no ha sido sencillo, sin embargo, no se arrepiente de haber decidido migrar a Europa, dejando prácticamente todo atrás, para busca consolidar su carrera en la guitarra clásica.

“Como mexicano es complicado abrirse camino en una escena dominada por músicos locales, sin embargo, estoy en el lugar correcto, donde quiero estar. Extraño a mi familia y amigos, estoy lejos de casa, pero estoy convencido que aquí es donde quiero triunfar, en la cuna de la música flamenca”, concluye el músico de 26 años de edad.

Con información de José Miguel Fernández

flamenco