Hay que atravesar la oscuridad para llegar a la luz: Haruki Murakami


Hay que atravesar la oscuridad para llegar a la luz: Haruki Murakami - Foto de South China Morning Post
Foto de South China Morning Post

El escritor concedió una entrevista a The Guardian en la que reveló la forma en la que llegó al mundo literario

Ante el escándalo por la cancelación de la entrega del Premio Nobel de Literatura, Haruki Murakami concedió una entrevista a The Guardian en la que reveló su ingreso al mundo de la literatura y cómo fue la reacción de su familia ante este hecho.

Nacido en Kyoto en 1949, durante la ocupación estadounidense de la posguerra en Japón, Murakami decepcionó a sus padres al rechazar una carrera corporativa de abrir un club de jazz en Tokio, Peter Cat, que lleva el nombre de su mascota. 

El novelista, reveló que unos años más tarde, estaba en las gradas de un estadio de béisbol observando cómo el balón salía del bate de un jugador estadounidense llamado Dave Hilton, cuando de repente se le ocurrió que podía escribir una novela que finalmente se convirtió en  ‘Hear the Wind Sing‘ publicada en 1979.

Foto de Reuters

Después de eso, la revista literaria japonesa ‘Gunzo’ le informó que la novela había sido seleccionada para el premio de los nuevos escritores.

“Fue entonces cuando me golpeó. Yo iba a ganar el premio. Y me convertiría en un novelista que disfrutaría de cierto grado de éxito. Era una presunción audaz, pero en ese momento estaba seguro de que sucedería. Completamente seguro. No de forma teórica sino directa e intuitivamente “, señaló. 

Acerca de su llegada al canon y su consolidación en el mundo de la crítica, sobre todo en Japón, señaló que fue un proceso lento.

“Yo era una oveja negra en el mundo literario japonés“, debido a que, aseguró, sus libros no estaban del todo arraigados ni pertenecían a la gran tradición japonesa por lo que sus textos fueron clasificados y tomados como pertenecientes a la tradición estadounidense.

Independientemente de lo que pensaron los críticos, su éxito comercial creció de manera constante, alcanzando un punto demasiado alto  e 1987 cuando vio la luz su obra  Norwegian Wood’ , que vendió 3.5 millones de copias en el año de publicación.

Fue escrito de una manera realista a la que Murakami nunca regresaría en sus novelas, aunque, al reflexionar, rechaza la idea de que sus historias de peces caídos y mujeres impregnadas sobrenaturalmente no son realistas. “Es mi realismo”, dice. “Me gusta mucho Gabriel García Márquez, pero no creo que haya pensado en lo que escribió como realismo mágico. Solo era su realismo. Mi estilo es como mis lentes: a través de ellos, el mundo tiene sentido para mí “, aseguró.

“Cuando era adolescente, en la década de 1960, esa era la época del idealismo. Creíamos que el mundo mejoraría si lo intentáramos. La gente de hoy no cree eso, y pienso que eso es muy triste. La gente dice que mis libros son raros, pero más allá de la rareza, debería haber un mundo mejor. Es solo que tenemos que experimentar la rareza antes de llegar al mundo mejor. Esa es la estructura fundamental de mis historias: tienes que atravesar la oscuridad, el subterráneo, antes de llegar a la luz “, revela el escritor.

Con información de The Guardian

#Nobelharuki murakamiliteratura