Cuba despide entre lágrimas y música a Pablo Milanés, su último gran ídolo
Cuba despide entre lágrimas y música a Pablo Milanés, su último gran ídolo. Foto de EFE

Cuba despidió al cantautor Pablo Milanés, fallecido en la madrugada del martes de Madrid a los 79 años, entre actos solemnes, música y mensajes de pésame del Gobierno de la isla y mandatarios del mundo.

La noticia no tardó en recorrer el país. Desde primera hora de la mañana los medios oficiales comenzaron a dar una extensa cobertura de la trayectoria del artista -fundador, junto con otros como Silvio Rodríguez, de la nueva trova- y la radio estatal reprodujo en bucle los éxitos del artista.

Desde Moscú, en donde realiza una visita oficial junto con buena parte de su gabinete, el presidente, Miguel Díaz-Canel, envió sus condolencias a la familia del autor de éxitos mundiales como ‘Yolanda‘.

“Desaparece físicamente uno de nuestros más grandes músicos. Voz inseparable de la banda sonora de nuestra generación”, escribió en Twitter el mandatario.

El mensaje del Ministerio de Cultura de la isla fue en el mismo tono. En su sitio web, la institución resaltó la “obra monumental” y las “magistrales presentaciones” del cantautor.

La muerte de Milanés (Bayamo, este de Cuba, 1943) fue lamentada por jefes de Gobierno y Estado de América Latina y España.

En su conferencia matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la muerte del icono de la nueva trova es una “pérdida lamentable” para la cultura.

“Empezamos enviando un abrazo a familiares, amigos, compañeros de Pablo Milanés, que murió, un gran cantautor que escucharon muchos (…) sus canciones. Muchos, muchos”, declaró el mandatario.

También se unió el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien se refirió a Milanés como un “grande de la trova”. Mientras que, el de Colombia, Gustavo Pedro, añadió que “el arte abandona a la música”.

Del otro lado del Atlántico, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, utilizó una de las canciones del cantautor para lamentar su fallecimiento.

“Pisaremos las calles nuevamente y lloraremos a los ausentes en tu nombre. La música de Pablo Milanés estará siempre con nosotros”, escribió.

La muerte de Milanés también afectó al cantautor cubano Silvio Rodríguez, otro de los padres del movimiento y que es, junto con él, su máximo exponente internacional.

Rodríguez publicó en su blog la letra de “Pablo“, una canción inédita que le dedicó a su compatriota en 1969.

Ambos músicos interpretaron a dúo temas universalmente conocidos como “El breve espacio en que no estás” y llegaron a elaborar un álbum conjunto, titulado “Cuba nueva trova”.

Haydée Milanés, una de las hijas del artista, expresó su gratitud por “los bellos y sinceros gestos de amor” recibidos tras el fallecimiento de su padre.

Sobre el mediodía, el estatal Instituto Cubano de la Música convocó en redes sociales a un concierto en honor de Milanés en la zona del Vedado habanero.

Desde las 15:00 h se comenzaron a congregar cerca de unas 200 personas, muchas de ellas jóvenes, para despedir con música a uno de los más famosos artistas cubanos de la historia reciente.

“Los jóvenes cubanos podemos escuchar Bad Bunny o a Milanés, nosotros disfrutamos la música en general sin importar la época y él es uno de los mejores”, contó Mariana, de 23 años, una de las asistentes.

Antes del inicio del concierto, el ministro de Cultura, Alpidio Alonso Grau, señaló que la obra del cantautor “nos pertenece a nosotros, le pertenece al pueblo de Cuba“.

Asimismo, pidió no “politizar” su figura. Milanés fue durante las últimas décadas uno de los representantes de la cultura cubana más críticos con el sistema político de la isla y censuró las sentencias contra los que participaron en las protestas del 11 de julio de 2021, las mayores en décadas.

En septiembre pasado Milanés fue parte del centenar de artistas e intelectuales cubanos que suscribió un manifiesto de la sociedad civil por el impulso de cambios en su país “dentro de un espíritu de soberanía, inclusión y respeto al ser humano, a su dignidad y aspiraciones más básicas”.

Claudia, otra de las jóvenes presentes en el homenaje, dijo que “está bien” que Milanés haya cambiado su pensamiento pero que también “hay que separar la obra y la opinión” que pueda tener un artista.

A pocos kilómetros de ahí, familiares de Milanés abrieron un libro de condolencias en el estudio del músico en La Habana, en el que se congregaron decenas de personas esta tarde, visiblemente conmovidos.

Con información de EFE