Charlie Sheen pagó para mantener su enfermedad en secreto

Charlie Sheen, exprotagonista de la serie Two and a Half Men, reveló el día de hoy que tiene VIH, el virus que causa el Sida.

Tras numerosos rumores sobre su estado de salud, el actor confirmó las especulaciones sobre su estado de salud en una entrevista en el programa Today de la cadena NBC.

Entre las revelaciones que dio a conocer, salió a la luz que tuvo que pagar la exorbitante cantidad de 10 millones de dólares a una actriz porno luego de que ella descubriera que tomaba pastillas para combatir el virus.

Charlie realizó un trío en su mansión de Beverly Hills hace cuatro años con una amiga y la actriz porno a quien pagó diez millones de dólares por su silencio.

charliesheen2

Tras un maratón de alcohol, drogas y encuentros sexuales, la mujer en cuestión descubrió en el baño las píldoras para VIH, pensando al principio que se trataba de una broma. Pero tras encontrar varios frascos con medicamentos que usualmente son usados para controlar la enfermedad, Sheen confirmó sus sospechas.

“La otra mujer ya se había ido. Mi amiga estaba acostada en la cama cuando Charlie le pidió que fuera al baño y le trajera sus pastillas para el VIH”, narró Jason Quinlan, un amigo cercano a la actriz y a Sheen.

“Ella estaba completamente consternada, encontró una mezcla de píldoras en su baño. Me dijo que había todo tipo de frascos con el nombre de Charlie y la prescripción para tratar el virus. Ella se sintió asqueada, me dijo que había tenido sexo sin protección con él y estaba convencida de que contraería el VIH”, dijo.

Según esta fuente, su amiga también le reveló que “por casi un año había tenido relaciones sin protección con el actor”, pero no era la única, pues “al menos otras 50 mujeres habían hecho lo mismo”.

Cuando la estrella porno confrontó al actor, él le dijo que no se preocupase pues su carga viral era cero. Aunque eso no quería decir que no la pudiese contagiar y por ello le ofreció una cita con su doctor personal para que le hiciera los estudios correspondientes.

charliesheen

Quinlan explicó que pensaron en vender la historia a los medios, pero un amigo les aconsejó que lo mejor sería conseguir un abogado. Tras realizarse los estudios y asegurarse que no era portadora, la actriz cayó en una fuerte adicción a la metanfetamina, por lo que debió internarse en una costosa clínica de rehabilitación en Malibú.

Una vez recuperada, externó su deseo de demandar a Sheen, por lo que los abogados del actor optaran por arreglarlo fuera de la corte.

“Charlie debió haber estado desesperado por mantener en secreto su situación con el VIH; quería silenciarla y al final el dinero habla”, explicó Jason, quien también añadió que al final se llegó a un acuerdo por la cantidad de 10 millones de dólares para que la estrella porno viviera despreocupadamente por más de cinco años.

Con información de Quien