Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

A 86 años del estreno de ‘Cri-Cri, El Grillito Cantor’ en la radio

A 86 años del estreno de ‘Cri-Cri, El Grillito Cantor’ en la radio - Foto Especial
Foto Especial

El programa 'Cri-Cri, El Grillito Cantor' se transmitió en la radio por casi 27 años, dando alegría a los niños mexicanos

Hace 86 años, el cantautor de género infantil, Francisco Gabilondo Soler, Cri-Cri, se escuchó por primera vez en un programa de radio de la XEW en el que narraba historias sobre animales y otros personajes.

Cri-Cri soñó con ser torero y se ilusionó vistiéndose de luces en más de una ocasión actuando como novillero; incluso, cuenta con una composición taurina llamada Los enanos Toreros.

 

Foto Especial

 

Gabilondo Soler nació el 6 de octubre de 1907 en Orizaba, Veracruz. Mostró gran interés por aprender y estudiar, pero no por ir a la escuela. Organizaba excursiones personales al campo, con el afán de conocer.

 

 

Como autodidacta, indagó en varias áreas del conocimiento, pero la que realmente lo apasionó fue la astronomía, que no pudo ejercer profesionalmente. También incursionó en el boxeo, toreo, natación e, incluso estudió linotipia, la cual nunca ejerció.

A los 19 años, Francisco Gabilondo se interesó por la música. Decidido a aprender, solicitó le permitieran practicar en la pianola de unos baños públicos. Accionaba el mecanismo y se fijaba donde bajaban las teclas; después él ponía los dedos en el mismo lugar. Practicando continuamente, aprendió a dominar el teclado y ser un excelente pianista.

 

 

A principios de 1934, Gabilondo le presentó una serie de canciones para niños al Gerente Artístico de una importante emisora. Aunque extrañado, Othón Vélez estuvo dispuesto para el estilo y le brindó una oportunidad en la XEW.

El 15 de octubre de 1934, a la 13:15 h, Francisco Gabilondo Soler interpretó sus primeras canciones de fantasía: El Chorrito, Bombón I y El Ropero. Fue un pequeño espacio de 15 minutos sin patrocinador, publicidad, con poca paga y a prueba. Solo contaba con su voz, el piano y mucha imaginación. Así, continuó, sin aparente éxito, con su programa sin nombre ni personaje. Aunque algunos creían que su número solo duraría algunas semanas, se mantuvo en la radio durante casi 27 años.

 

 

Iniciado el programa de radio, el gerente artístico de la estación sugirió que las canciones fueran las aventuras de algún animalillo. Contando ya con la ayuda de un violinista, Gabilondo pensó en un grillo, y por influencia del francés, decidió llamarlo Cri-Cri, El Grillito Cantor.

Con la creciente popularidad del programa de Cri-Cri, Francisco Gabilondo Soler aprendió a leer y escribir música, a escribir los textos y determinar la producción general. Exploró muchos estilos y géneros diferentes para sus composiciones musicales, aunque hay un carácter particular en todas ellas que las identifica, de inmediato, como canciones de Cri-Cri.

Cri-Cri, El Grillito Cantor, dejó de transmitirse el 30 de julio de 1961. Fue el último programa hecho totalmente en vivo en esa emisora (XEW).

El repertorio del autor incluye 228 composiciones (por confirmar), 121 de ellas grabadas, más de 500 personajes, 3 mil 560 páginas de textos y cuentos. Uno de los aspectos más interesantes de sus canciones es que, por ser un producto de la radio, fomentan la imaginación de aquellos que las escuchan.

Francisco Gabilondo Soler murió el 14 de diciembre de 1990, mientras dormitaba en su casa del estado de México, a las 13:40 h.

Con información de López-Dóriga Digital y Gabsol

canciones infantilescri crifrancisco gabilondo solerradioXEW
Menú de accesibilidad