Plácido Domingo, la fuerza de una voz cautivadora

Plácido Domingo, la fuerza de una voz cautivadora - Plácido Domingo
Foto de PBS

La vida del tenor ha estado llena de buenos y malos momentos, como la muerte de sus familiares en el temblor del 85

El cantante, director de orquesta productor y compositor español, Plácido Domingo es una de las grandes voces masculinas a nivel mundial, es un tenor que ha llegado a consolidarse con el paso del tiempo como una leyenda dentro de la música y las artes.

José Plácido Domingo Embil nació en Madrid, España, el 21 de enero de 1941, y desde pequeño sintió una gran inquietud de por la música, sus inicios en la música fue cuando debutó como barítono en 12 de mayo de 1959, cuando en una obra interpretó al personaje de Pascual en la obra Marina, en el teatro Degollado de la ciudad de Guadalajara, México.

El tenor tiene doble nacionalidad española y mexicana, su vida profesional fue creciendo y cada vez era más conocido a nivel mundial.

En 1959 debutó como tenor, en esta ocasión en la ciudad de Monterrey, y fue hasta 1962 cuando Plácido Domingo alcanzó la gloria, ese año se fue a la ópera de Tel Aviv.

En 1985 mientras estaba en una gira internacional, tuvo que regresar a México de emergencia y ayudar a buscar a algunos de sus familiares que vivían en Tlatelolco, ya que un terremoto había sacudido a la Ciudad de México.

El tenor grabó el tema oficial de la Copa del Mundo de España 1982.

El tenor español compartió en varias ocasiones escenario con dos de sus grandes colegas y amigos, su compatriota José Carreras y el italiano Luciano Pavarotti, y fueron conocidos como Los tres tenores, los cuales alcanzaron el éxito en cada lugar que se presentaron.

Tuvieron que pasar 30 años para que Placido Domingo pudiera sanar un poco sus heridas de sus familiares que perdieron la vida en aquel sismo de 1985, y en el 2015 se presentó en en la plaza de las tres culturas para ofrecer un magno concierto.

Así, Placido Domingo festeja 75 años de vida, con más momentos buenos que malos y de los cuales debe sentirse orgulloso de la gran carrera que ha forjado.

Por Axel González

placido domingo