Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

A 15 años de la entrevista a José Luis Cuevas

A 15 años de la entrevista a José Luis Cuevas

El artista confesó en la entrevista del 2002 que pensaba mucho en el lienzo en blanco, "en el vacío que provoca cierta angustia"

“Debería de existir la paz, pero no existe, siempre vivimos en un conflicto, en un combate”, así comenzaba José Luis Cuevas su entrevista con Joaquín López-Dóriga el 23 de julio de 2002.

El artista, que perdió la vida este lunes, aseguró hace 15 años que cada vez que se paraba frente a sus lienzos combatía contra sus propios demonios.

 

José Luis Cuevas. Foto de Milenio

 

“Combato la inseguridad terrible que tengo cada vez que voy a trabajar, cada vez que entro al estudio. Siempre con la idea de que puedo fracasar, de que las facultades se han perdido”.

El artista confesó que pensaba mucho en el lienzo en blanco, “en el vacío que provoca cierta angustia”.

Cuevas, quien se levantaba a las seis de la mañana todos los días para trabajar, comenzaba haciendo autorretratos en su estudio plagado de espejos.

“En los autorretratos aunque me observe en el espejo, de todos modos, a veces por un problema de nostalgia, me dibujo como era y no como me veo en el espejo”.

Los autorretratos no los exponía, sino que los archivaba. Antes se tomaba una foto diaria, pero lo dejó de hacer cuando murió Bertha, su primera esposa, porque la tradición empezó el año en que la conoció.

 

 

El pintor aseguró que “algún día, cuando haya muerto” quería que todo esto formara parte del acervo del Museo José Luis Cuevas que acababa de cumplir 10 años cuando tuvo lugar la entrevista.

El artista, que se asumió como “taquillero”, confesó que el tema de la muerte despertaba terror en él: “No me gusta, me aterra la idea de la muerte, ahora con la desaparición de Bertha ha disminuido ante la posibilidad de un reencuentro. Trato de aferrarme a ciertas ideas religiosas desde que murió”.

Cuevas declaró en la entrevista que su obra y trabajo podría definirse a partir de exorcizar a sus fantasmas, calificándolo como un “hoyo aterrador” y confesó que no creía en la inspiración.

“Yo no creo en la inspiración, pero sí creo en el rigor, en la disciplina en la entrega diaria, trabajar todos los días, pero si te quedas esperando a la inspiración a lo mejor nunca llega”.

 

Foto de Yucatán Sur

 

El artista también habló de los años durante su “extrema juventud” cuando a sus 19 años “no fue fácil oponerse a Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros”.

Cuevas confesó que había disfrutado mucho la vida, pero que también la había sufrido mucho. “Han pasado dos años desde que se fue Bertha y continúa el duelo, tal vez hasta el fin de mi vida estaré lamentando su perdida”, comentó el artista.

El pintor y escultor finalizó diciendo que era alguien “muy combativo y muy combatido”.

 

Si desea escuchar la entrevista, puede hacerlo aquí.

entrevistajoaquín lópez dórigajosé luis cuevas
Menú de accesibilidad