“Tenemos un reto que no habíamos visto en décadas”: Alejandro Díaz de León
Banco de México Banxico. Foto de López-Dóriga Digital/Juan Pablo C. Esquivel

La pandemia del COVID-19 no solo es un tema de emergencia en salud sino en lo que respecta al sector económico.

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México, habló en el espacio de Radio Fórmula de Joaquín López-Dóriga acerca de cómo impactará a la economía nacional y qué medidas ha planteado Banxico para atender esta afectación.

Tenemos enfrente un reto muy importante que no teníamos desde décadas algo parecido y cuya dimensión humana será de mucho dolor y una afectación económica muy significativa pero tenemos que identificar lo que nos toca hacer para poder hacerlo tanto en la parte de salud como en la parte económica”, declaró.

Pero ¿cuál es la parte que le corresponde a Banxico en este escenario?

Por la parte que a nosotros nos corresponde, hemos tratado de adelantar las medidas de política monetaria con 50 puntos base las tasas de interés, hemos tomado una serie de medidas para que los mercados financieros pudieran operar de la mejor manera posible y seguimos enfrentando un entorno especialmente adverso”.

En cuanto a las declaraciones que dio el presidente López Obrador sobre que no reconocía los datos dados por la Secretaría de Hacienda  sobre los pronósticos de crecimiento en el país, Díaz de León indicó:

Creo que al final del día los datos que publicó la Secretaría de Hacienda no son muy distintos a los que tienen los propios pronósticos del sector privado que el día de ayer fueron publicados, el menor es de -11.25 por ciento y el mayor de -1.26 por ciento; la  mediana, que es lo que normalmente usamos para indicar en dónde están, es de 3.5 por ciento. Entonces, lo que claramente el sector privado tiene, esta mediana, está dentro del intervalo que se dio a conocer.

Yo creo que aquí uno tiene que identificar lo que pueden ser pronósticos para una proyección o lo que pueden ser metas o elementos diferentes, pero destacaría que lo que hemos visto en cuanto a proyectos en el sector privado pues se mantiene en estos rangos.

Creo que la interacción entre el Ejecutivo y el secretario de Hacienda es algo de lo que yo no tengo información para saber si platicaron. Lo que a mí me correspondería decir es que esa cifra y ese rango están dentro del rango que también maneja el sector privado, claramente es un  rango que refleja una adversidad muy significativa”.

Sobre la forma que utilizarán para dar liquidez al sistema bancario, Díaz de León, dijo:

Hemos estado actuando de manera activa, de manera que haya mayor liquidez tanto en moneda nacional como en moneda extranjera.

En moneda nacional, ayer liberamos, o redujimos, 50 mil millones de pesos que la banca comercial tiene depositado en el banco central  como un mecanismo de manejo monetario con lo cual tendrán esa cantidad libre para financiar operaciones activas.

También redujimos el costo de una ventanilla de liquidez que el costo era de dos veces la tasa de fondeo y ahora es de 1.1 la tasa de fondeo con lo que se redujo de manera muy importante y tercera fue la liquidez en moneda extranjera, el día de ayer se subastaron 5 mil millones de dólares dentro del programa de la línea que se tiene con la reserva federal y este mecanismo se anunció su reactivación el 19 de marzo, esta convocatoria se anunció el lunes de esta semana, el día de ayer se llevó a cabo la subasta, se recibieron posturas por 6 mil 320 mdd y se asignaron 5 mil millones y hoy se convocó a una segunda subasta para el lunes 16 de marzo y, consideramos que, con estas acciones, estamos dando financiamiento en moneda extranjera que va a permitir que muchos de los bancos que han dado líneas de crédito a sus clientes puedan mantenerlas y que las puedan mantener fluyendo.

Estamos tomando, además,  la precaución de dejar muy líquido al mercado, todos los días muy temprano en la mañana, para que todos los bancos no tengan presión por buscar el financiamiento, sino que amanezcan con liquidez y eso ha contribuido a que la tasa de interés de fondeo no sea muy distinta a nuestro objetivo que es de 6.50″.

Aseguró que se mantendrán atentos al anuncio del presidente de este domingo, en el que se darán a conocer las medidas a tomar ante la pandemia del COVID-19 en México.

Estamos atentos al anuncio del domingo y esperamos que allí se contemplen acciones que se necesitan, tanto para atender los sectores en donde podrá haber mayor afectación tomando en cuenta que siempre es un balance complejo y siempre pueden ser muchas las necesidades y estaremos atentos a los detalles de ese programa.

Además, explicó en que consisten las acciones puestas en marcha por Banxico para apoyar a negocios y hogares.

Hemos sido parte de otras acciones, una muy importante, es que siendo miembros de la Junta de Gobierno de la Comisión Bancaria y de Valores se adoptó un criterio contable por el cual los acreditados de la banca comercial, es decir, los bancos, van a poder ofrecer a sus clientes tanto empresas como hogares, diferir los pagos, no solo de capital sino también de intereses hasta por seis meses y sentimos que esto es un elemento clave porque va a permitir que negocios rentables y hogares solventes puedan enfrentar una situación de caída en sus ingresos en los próximos meses sin que ello implique que tengan una cartera en mora o están atrasados en un crédito, esa sentimos que va a ser muy importante para que el Sistema Financiero pueda darle oxígeno y un puente necesario a todos los acreditados y que puedan mantenerse al corriente en sus pagos.

Sobre la manera en la que se calculará la tasa de interés una vez que pase la pandemia, el gobernador del Banco de México explicó:

Los tres elementos clave que vamos a tener que reflexionar hacia adelante para poder determinar la tasa de interés que es, por un lado, la debilidad económica que puede dar lugar a menores presiones en precios y reducciones en los precios, por otro lado la depreciación del tipo de cambio que  puede propiciar presiones en los precios de todos los bienes comerciales y el tercero que es el riesgo país y cómo gravita un posible deterioro del riesgo país con todo esto. En ese sentido estaremos evaluando cómo evolucionan estos elementos, cuál empieza a dominar entre estos tres y tomaremos la mejor decisión que consideremos para la economía en esta situación claramente adversa.

Recalcó la importancia que tienen las finanzas públicas en la economía nacional.

Lo que es muy importante es la sosteniblidad de las finanzas púbicas, esto no es solo un solo número en un año sino es toda la tendencia de finanzas públicas y se entiende, en una situación como la que enfrentamos, hay muchas economías que han impuesto paquetes de estímulo y de apoyos significativos que tienen un impacto fiscal considerable, algunas de esas economías han generado espacios, a través de finanzas públicas muy ordenadas a lo largo del tiempo, otros a lo mejor en apoyo a que son la moneda de reserva del mundo, tienen más margen de maniobra, en fin, cada país tiene una circunstancia diferente eso ya es un poco en materia de finanzas públicas, lo que sí diré es que es clave la sostenibilidad a lo largo de los años.

Nosotros identificamos, y hemos dejado, al tipo de cambio que se ajuste y que flote, estamos en un régimen cambiario de flotación cambiario, lo que hemos hecho, en la Comisión de Cambios, es diseñar instrumentos y mecanismos para tratar de contribuir a que funcione de la mejor manera el mercado cambiario. A partir del 2017 se identificó el mecanismo de coberturas cambiarias como una manera de tener presencia en los mercados cambiarios pero que no implicara el deshacernos de reservas internacionales, las coberturas cambiarias se liquidan y se pactan en pesos y es un mecanismo de cambio que no toca a las reservas, digamos que nosotros compartimos la visión de que las reservas hay que cuidarlas y hay que identificar cuál es el mejor uso cuando se requiera.

Es muy claro que nosotros no tenemos ningún objetivo de tipo de cambio  crítico, sabemos que el tipo de cambio está reaccionando a un choque muy claro, muy profundo y muy real y tendrá un proceso de ajuste, ha tenido cierto regreso, sigue habiendo incertidumbre, en la medida que no tengamos mejores noticias por el lado del choque original que es por el lado de la pandemia y que esto puede venir ya sea por buenas noticias por el tratamiento o por el lado de que se abata el contagio o inclusive  avances en materia de vacunas vamos a seguir en una situación compleja.

Acerca de cómo impactará la economía nacional la pandemia y lo que ocurrirá con el movimiento de capitales nacionales, indicó:

Refleja este grupo técnico que se encarga de determinar cuáles son los ciclos económicos, y cuáles son los puntos de inflexión y cuándo empieza un ciclo de decrecimiento o de recesión, estancamiento o demás y justamente creo que lo vemos justamente ahora con los pronósticos que se tienen para el año, pues estamos dimensionando el grado de impacto y de la adversidad de contracción, pero de que estamos en un escenario claramente de contracción, es inevitable.

Además, explicó que debido a esta crisis y a la posible recesión en los Estados Unidos, también habrá un impacto en la economía de México.

El sector al que estamos más vinculados es la producción industrial en Estados Unidos, en especial la manufacturera y, pues son uno de los sectores que ya han tenido afectación, ya han tenido paros técnicos en difernetes plantas con las cuales están ligadas las producciones nacionales así que el canal por el lado de la producción manufacturera va a ser un canal de contagio muy rápido y también tendremos el otro que es por el lado de la demanda, tanto los hogares como las empresas que van a tener menores ingresos y menores oportunidades de gasto.

Los datos que se dieron a conocer el día de hoy, aunados a los de la semana anterior ya muestran estos 10 millones de incremento en la solicitudes de desempleo en los Estados Unidos  y refleja que una economía tan flexible y con pocas rigideces como la economía estadounidense es rápida para reflejar tanto el deterioro pero también a veces para rebotar. Esperamos que por el lado de la pandemia podamos tener mejores noticias en las siguientes semanas y meses y que sea de poca duración esta, si bien muy profunda contracción.

Es un golpe global no deja exento a ninguna región o economía y sí será un proceso de normalización más lento de lo que se había pensado tan solo hace unas semanas.