Evasión fiscal entre 2014 y 2018 alcanzó los 2 billones de pesos
Foto de archivo

Entre 2014 y 2018, la evasión fiscal por facturas en nuestro país alcanzó los 2 billones de pesos, 500 mil millones de pesos por cada año, informó Carlos Romero Aranda, titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF).

“De 2014 al 2018, el monto de evasión fiscal por facturas está calculado en 2 billones de pesos (…) esto quiere decir que son 500 mil millones de pesos al año, que es la décima parte del presupuesto al año lo que se está defraudando en estos esquemas”, argumentó Romero Aranda.

El marco jurídico actual no permite llegar hasta los beneficiarios finales porque en las empresas de lavado de dinero o factureras hay personas de escasos recursos que se prestan o firman como accionistas o administradores de las mismas.

No obstante, afirmó, perseguir a estas personas es “criminalizar a la pobreza. No podemos llegar a sancionar y pretender meter a la cárcel a las personas que simplemente por una causa de necesidad firmaron como accionistas, son usadas para estos fines”.

No podemos criminalizar la pobreza, pero la encomienda que tenemos es llegar a las cabezas, resaltó el titular de la PFF.

Por ello, en el Senado se analiza una reforma en la cual se propone modificar la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, el Código Nacional de Procedimientos Penales y la Ley de Seguridad Nacional, con objeto de equiparar los delitos de defraudación fiscal y de defraudación fiscal equiparada con delincuencia organizada.

Destacó que ese esquema de excepción va a permitir tener escuchas, cateos o infiltrados, pues cuando estas personas mueven grandes cantidades se pierde la pista una vez que hacen efectivas las “millonadas” de dinero que mueven.

“Lo que buscamos con estas reformas es seguir la huella del dinero, mediante investigación de escuchas o grupos de inteligencia, para poder empezar a hacer cateos, ver al beneficiario final y, sobre todo, llegar a las cabezas”, mencionó.

“Lo que queremos es que al delincuente peligroso, al que hace de la defraudación fiscal su modo de vida, los que viven de estos esquemas, esos defraudadores, encantadores, que vemos jugando golf, que vemos en helicópteros, que vemos en los ‘Ferraris’, esos no los queremos en la calle”, agregó.

Con información de Notimex