Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Demanda mundial de electricidad caerá “histórico” 2 por ciento en 2020

Demanda mundial de electricidad caerá “histórico” 2 por ciento en 2020 - Energía electricidad cables
Imagen de cables de energía eléctrica. Foto de Fré Sonneveld para Unsplash

La "histórica" caída del 2 por ciento en la demanda mundial de electricidad se debe a las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia de COVID-19

La demanda mundial de electricidad caerá un “histórico” 2 por ciento en 2020 debido a las medidas tomadas a nivel global para frenar la pandemia, el mayor descenso desde mediados del siglo pasado, anunció este lunes la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Las energías renovables fueron las únicas fuentes de generación que crecieron este año (son ya el 28 por ciento de toda la electricidad mundial), un incremento que se mantendrá durante 2021, señaló la AIE en su primer informe global sobre el sector de la electricidad.

 

La caída del 2 por ciento de este año supera ampliamente al descenso del 0.9 por ciento registrado en 2009 en lo peor de la crisis financiera mundial.

La pandemia de coronavirus y las medidas adoptadas por los gobiernos para frenar la expansión del virus, con confinamientos y paradas a gran escala de la economía, hundieron la demanda y Europa fue la región más afectada, con un desplome medio de en torno al 20 por ciento durante los cierres.

Las caídas fueron más pronunciadas en los países en los que el comercio, el turismo y los servicios tienen más peso en la economía, mientras que aquellos con un mayor peso de la industria vieron cómo su demanda de electricidad se resentía menos.

La demanda se recuperó “rápidamente” tras ese choque y volvió a sus niveles previos a la covid-19 en el tercer trimestre, aunque en algunos países se prevén estancamientos o ligeros descensos debido a la segunda oleada de la pandemia, indica el documento.

El informe prevé que la demanda mundial crezca en torno a un 3 por ciento durante 2021, una cifra relativamente “modesta” teniendo en cuenta el aumento del 7.2 por ciento registrado en 2010 tras lo peor de la crisis financiera.

Todos estos cálculos “han tomado en consideración” el efecto en la demanda de las restricciones adoptadas durante los últimos tres meses, sobre todo en Europa, para tratar de frenar la segunda ola de la pandemia, señaló a la prensa Peter Fraser, uno de los autores del informe, durante la presentación.

China será la única economía importante que subirá su demanda durante 2021 (en torno a un 2 por ciento interanual), aunque a un menor ritmo que la media del 6.5 por ciento de los últimos ejercicios, resalta el informe de la AIE, que tiene su sede en París, Europa será la región más afectada, con un declive de la demanda de más del 4 por ciento, que será mayor en Italia, Reino Unido y España (en torno al 6 por ciento en esos tres países).

 

Renovables suben, baja el carbón

La generación de electricidad con fuentes renovables (eólica, solar e hidráulica) aumentó casi un 7 por ciento este año y cerrará el ejercicio con un 28 por ciento del total de la producción mundial.

Además, el informe prevé que las renovables “establezcan nuevos récords” de producción en 2021 y alcanzarán el 29 por ciento de la generación mundial de electricidad. Las renovables tendrán estos dos años un “incremento notable“, destacó Fraser.

En cambio, la producción eléctrica a partir de carbón sufrió su mayor caída anual (más de un 5 por ciento) para situarse en el nivel de 2012, aunque se prevé una ligera recuperación en 2021, sobre todo por un aumento de su uso en Asia.

Aún así, el informe destaca cómo en 2020 continuó la tendencia al cierre y desmantelamiento de centrales térmicas a carbón, sobre todo en Europa Occidental y el Reino Unido (por un total de 20 GW de potencia instalada) y Estados Unidos (10 GW), dentro del intento de reducir las emisiones de efecto invernadero.

La producción eléctrica en las centrales nucleares aumentará un 2.5 por ciento el año próximo, debido a la entrada en servicio de nuevas instalaciones en China y Emiratos Árabes Unidos, así como la reanudación de producción en reactores con paradas técnicas.

“La extensión de las centrales nucleares es muy importante para lograr una reducción de emisiones”, señaló por su parte Keisuke Sadamori, director de mercados energéticos en la IEA.

Por otra parte, los precios de la electricidad en los mercados mayoristas se desplomaron a nivel mundial en 2020 una media del 28 por ciento, una caída generada tanto por la menor demanda como por el fuerte descenso del precio del gas natural y la entrada en servicio de nuevos proyectos renovables, con sus menores costes marginales.

Esta caída sigue a la del 19 por ciento ocurrida en 2019, recuerda el informe de la AIE.

Este informe que analiza las principales variables del mercado eléctrico a nivel mundial, estudia también la estructura de precios o el nivel de liberalización del sector. Tras esta primera edición, será seguido por nuevos reportes semestrales a partir del año próximo, anunció el director ejecutivo de la agencia, Fatih Birol.

Con información de EFE

demanda de electricidadelectricidadeléctricomundo
Menú de accesibilidad