“Tenemos problemas que resolver”, reconoce Verstappen pese a triunfo en Miami
Max Verstappen tras el Gran Premio de Miami. (Fórmula Uno, Estados Unidos, Roma) Foto de EFE/EPA/SHAWN THEW

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) afirmó que ganar este domingo el Gran Premio de Miami de Fórmula Uno fue bastante plácido y vino a resolver un fin de semana lleno de contratiempos que, aseguró, deben resolver para poder competir con los Ferrari durante el resto del Mundial de Fórmula Uno.

El de Red Bull fue de menos a más en este gran premio, después de que el viernes solo pudiera dar apenas unas pocas vueltas en las primeras sesiones de entrenamientos libres y solo un fallo en su última vuelta de la Q3 le impidió alcanzar la ‘pole’.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por FORMULA 1® (@f1)

“Tenemos problemas que resolver”, reconoció en conferencia de prensa después de un viernes que calificó de “terrible” y que le impidió conocer mejor la recién estrenada pista de Miami, y la situación de su compañero, SergioChecoPérez, durante la carrera.

El mexicano tuvo problemas en los sensores que le imposibilitaron tener a su disposición toda la potencia de su monoplaza, lo que le hizo perder siete segundos en relación al español Carlos Sainz, que fue tercero por delante de ‘Checo’.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por FORMULA 1® (@f1)

“Tenemos que asegurarnos que el coche es fiable”, dijo Verstappen, que indicó que para él “todo fue bien, pero podía haber sido al revés”.

“Necesitamos un fin de semana sin problemas“, pidió a su equipo el actual campeón del mundo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por FORMULA 1® (@f1)

Verstappen, que salía desde la tercera posición, recortó distancias en la clasificación del Mundial ante el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que este domingo fue segundo tras salir desde la ‘pole’.

El neerlandés tiene ahora 84 puntos, por 104 del francés, 7 puntos menos que antes de empezar el debutante Gran Premio de Miami, el quinto del Mundial.

Fue una gran recuperación. No sabía que esperar, pero tuvimos muy buena salida, y pude seguir el ritmo de Leclerc”, que, cuando empezó a tener problemas con sus neumáticos delanteros le pudo adelantar y conseguir una ventaja suficiente, relató en conferencia de prensa.

Esta carrera tranquila se vio amenazada solamente cuando salió el coche de seguridad a falta de una decena de vueltas, lo que permitió a Leclerc volver a acercarse y aprovechar la situación para atacarle durante un par de giros.

El coche de seguridad no ayudó al final, de lo contrario podríamos haberlo manejado de manera controlada, pero eso, por supuesto, lo hizo más emocionante”, indicó.

Con información de EFE