El brasileño, de 25 años, y su familia -su mujer y sus dos hijas- fueron trasladados a un hotel de la ciudad mientras las autoridades investigaban los hechos.

Firmino y su familia ya regresaron a la residencia, no sin antes reforzar la seguridad de la misma.

Firmino. Foto de Mirror
Firmino. Foto de Mirror

El brasileño es el último de un nutrido grupo de futbolistas que ha sido víctima de robos en sus mansiones en Inglaterra en los últimos dos años.

Wayne Rooney, Romelu Lukaku, Phil Jagielka y Tom Cleverley, Ángel Di María, Peter Crouch, Darren Fletcher y Emile Heskey también han sido víctimas de robo en sus domicilios.

Con información de EFE