Rídicula y poco ejemplar actitud de jugadores del Barcelona: RFEF

Una sanción de mil 500 euros (30 mil 538 pesos) al Valencia, así como la amenaza de clausura al estadio Metalla, y una crítica a la actitud de los jugadores del Barcelona, forman parte de la resolución del Comité de Competición de la Real Federación Española de Futbol tras el análisis de los incidentes ocurridos en el partido entre ambos equipos el pasado sábado.

El Comité de Competición lamento que los catalanes fingieran ser golpeados con un objeto más grande y contundente que una botella de plástico, y que todos fingieran el golpe. Foto de Internet
El Comité de Competición lamento que los catalanes fingieran ser golpeados con un objeto más grande y contundente que una botella de plástico, y que todos fingieran el golpe. Foto de Internet

A través de un comunicado, el Comité de Competición informó que el castigo se da como parte de la aplicación del artículo 101.2 CD de la RFEF, y tiene que ver con el lanzamiento de varias botellas de plástico a los jugadores del equipo catalán mientras celebraban un gol que les significó la victoria.

En el mismo, se informa que no hay justificación para la agresión de “una serie de energúmenos”.

https://vimeo.com/188884582

Sin embargo, también se critica a la actitud de los jugadores del Barcelona, quienes realizaron “ciertos gestos y expresiones hacia el público durante la celebración del gol que acababan de anotar”.

Añadió también que la actitud de los jugadores no es ejemplo de deportividad, pues “sin haberles llegado a alcanzar ninguna botella, simulan o fingen de moda simultánea haber sido golpeados igualmente por un objeto mucho más contundente que la botella que alcanza a uno solo de ellos”.

Por último, aplaudió la celeridad con la que el Valencia identificó a las persona que lanzó la botella que golpeó a Neymar, lamentando que no se haya actuado con la misma rapidez y efectividad contra el resto de los agresores.

Reprobable y abusivo el comentario del Comité: Barcelona

Mediante un comunicado, la directiva del equipo catalán reprobó el comunicado por parte del Comité de Competición de la RFEF, y dijo que su deber es únicamente juzgar en base a los hechos, y no realizar una valoración de los mismos.

Para el Barcelona, este comunicado refleja que la RFEF “obvio un clima hostil, y en algunos casos violento” dentro del estadio, y que ante ellos los jugadores solo pueden expresar su indignación al respecto.

Asimismo, dijo que con esta resolución, espera que el Comité de Competición juzgue de ahora en adelante todos los festejos de gol en cada juego, y le exigió ser imparcial y garantizar el juego limpio de “la que quiere ser la mejor Liga del mundo”.

Con información de Marca