Murió a los 88 años Bill Russell, leyenda de los Celtics
Fotografía de archivo, tomada en febrero de 2007, en la que se registró a dos desaparecidas leyendas del baloncesto estadounidense: Bill Rusell (i), ganador de once anillos de la NBA con los Celtics de Boston, y Kobe Bryant, ganador de cinco títulos con los Lakers de Los Ángeles, durante el Juego de las Estrellas de la NBA, en Las Vegas (NV, EE.UU.). EFE/Larry W. Smith

Bill Russell, once veces campeón de la NBA con los Boston Celtics, murió este domingo a los 88 años, informó su familia con un mensaje en la cuenta de Twitter del exjugador.

Bill Russell, el más prolífico ganador de la historia del deporte americano, falleció este domingo en paz a los 88 años, con su mujer, Jeannine, a su lado”, informó la familia de la leyenda de los Celtics.

Russell jugó toda su carrera en los Boston Celtics, de 1956 a 1969, y fue el gran protagonista de la ‘Dinastía’ que conquistó once anillos, ocho de ellos de forma consecutiva.

Fotografía de archivo, tomada en febrero de 2013, en la que se registró al jugador de baloncesto Russell Westbrook (i) al hablar con el legendario Bill Russell (d), histórico pívot de los Celtics de Boston, quien falleció este domingo a los 88 años. EFE/Erik Lesser

Su familia informó de que comunicará “pronto” los planes para su conmemoración.

Dos veces campeón de la NCAA, oro olímpico en Melbourne 1956, Russell también fue el primer entrenador afroamericano de la historia del deporte norteamericano.

Dirigió a los Celtics en calidad de técnico-jugador de 1966 a 1969 y conquistó los títulos de 1968 y 1969.

“Más allá de los triunfos, su forma de entender las batallas es lo que iluminó su vida. (…) Bill denunció las injusticias con implacable claridad con la que pretendía romper el ‘status quo’, y con un ejemplo que, pese a que nunca fuera su humilde intención, siempre inspirará el trabajo en equipo, el altruismo y el cambio”, aseguró su familia.

En su gloriosa carrera como pívot de los Celtics, Russell llevó a la franquicia hacia la conquista de once títulos en doce finales, rindiéndose solo en 1958 frente a los San Luis Hawks.

Uno de los mejores pívots defensivos de siempre, entre sus logros también destacan cinco premios MVP y doce llamadas para el All-Star.

Para honrar su legado, la NBA dedicó a él el premio al MVP de las Finales, que fue ganado este año por Steph Curry, de los Golden State Warriors.

El comisionado de la NBA, Adam Silver, lamentó el fallecimiento de Russell y le definió como “el más grande campeón en la historia de los deportes en equipo”.

Con infomación de EFE