FMF podría ir al Tribunal de Arbitraje si FIFA mantiene sanción por grito homofóbico
FMF podría ir al Tribunal de Arbitraje si FIFA mantiene sanción por grito homofóbico. Foto de EFE

La Federación Mexicana de Futbol (FMF) apelará contra la sanción impuesta a su selección absoluta por la FIFA que le obliga a jugar sus dos próximos partidos oficiales de local sin público en las tribunas, anunció el presidente de la entidad, Yon de Luisa.

La gestión, admitió el directivo, puede llegar hasta el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) si no son atendidos los argumentos de la Federación Mexicana.

“Se está trabajando (la apelación). Todavía no podemos entrar en detalles porque no se ha enviado el documento definitivo de la Comisión de Apelaciones (de la FIFA)”, explicó De Luisa en rueda de prensa.

La FIFA notificó a comienzos de noviembre a la Federación Mexicana de la imposición de una multa de 108 mil 860 dólares y la sanción adicional de dos partidos de local a puerta cerrada por los gritos que son considerados homofóbicos.

Dichas expresiones se dieron durante los encuentros de eliminatorias del Mundial de 2022 que el Tri jugó en octubre pasado en el estadio Azteca contra las selecciones de Canadá y Honduras.

“Nosotros estaremos trabajando para evitar cualquier acto de discriminación en nuestros estadios, Esa es nuestra estrategia y así lo haremos. Le estamos comunicando a la FIFA que es más fácil avanzar con estadios llenos, con nuestra gente, que con estadios cerrados”, declaró De Luisa.

El directivo admitió que si la FIFA no levanta su castigo a México, es probable que la Federación lleve el caso al TAS.

De mantener la FIFA su sanción a México, los partidos oficiales sin público en las tribunas del Azteca se jugarían el 30 de enero contra Costa Rica y el 2 de febrero frente a Panamá.

De Luisa anticipó que pretende llevar próximos partidos de eliminatorias de la selección mexicana a otros estados del país, para acercar al Tri al público.

“Dentro de nuestro plan original estaba el de acercar a la selección nacional a otros estadios en otras sedes, pero ahora debemos esperar cuál será la solución definitiva de la FIFA o el TAS para saber cómo vamos a operar”, dijo.

“Queremos acercar a la selección a otras aficiones y no por el grito, sino porque se lo merecen” puntualizó De Luisa.

Con información de EFE