El futbolista que jugó un partido del Mundial mientras su padre estaba secuestrado


Foto de Internet
Foto de Internet

El capitán de Nigeria, John Obi Mikel, relató las dramáticas horas que vivió previo al vital duelo ante Argentina

En una entrevista para el diario británico The Guardian, el futbolista John Obi Mikel contó los dramáticos momentos en que tuvo disputar el duelo entre su selección, Nigeria, y Argentina del Mundial Rusia 2018, luego de enterarse que su padre había sido secuestrado.

El capitán de Nigeria detalló que se enteró de dicha noticia cuatro horas antes de disputar el fundamental duelo de la Fase de grupos del Mundial de Rusia 2018, el cual terminó por ganar la Albiceleste por marcador de 2-1, y en donde incluso habló con los secuestradores.

“Me dijeron que le dispararían de forma instantánea si informaba a las autoridades o le contaba a alguien”, describió en su relato Obi Mikel, quien guardó el secreto antes del vital duelo para Nigeria en Rusia 2018 para evitar distraer a sus compañeros de selección.

“Jugué mientras mi padre estaba en manos de bandidos. Tuve que tomar una decisión sobre si estaba mentalmente listo para jugar. Estaba confundido. No sabía qué hacer pero, al final, supe que no podía decepcionar a 180 millones de nigerianos. Tuve que sacarlo de mi cabeza e ir a representar a mi país primero”, argumentó Obi Mikel, quien recalcó que estaba en shock y que tuvo que superarlo para enfrentar a Argentina.

Autoridades de Enugu, ubicado al sureste de Niegria, informaron que el padre de Obi Mikel ya había sido liberado  través de un comunicado este lunes lunes, “Nuestro hombres rescataron a Pa Michel Obi, padre del capitán de las Superáguilas, recuperó su libertad”.

Con información de BBC

John Obi Mikelmundial 2018nigeriarusia 2018