Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

El exjugador de la NBA que dilapidó 108 mdd

El exjugador de la NBA que dilapidó 108 mdd - Foto de internet
Foto de internet

Antoine Walker presuntamente habría vendido por más de 21 mil dólares el anillo de campeón que conquistó con Miami Heat en 2006

Antoine Walker, exjugador de la NBA, se retiró en 2008 a la edad de 31, tras jugar 14 temporadas y luego de haber amasado una fortuna de 108 millones de dólares.

Apenas dos años después de su retiro se declaró en bancarrota y debía más de 11 millones de dólares. Tras esta situación logró subsistir con los ingresos que percibía en la Liga de Desarrollo, algo parecido a una segunda división.

En 2012, el jugador presuntamente habría vendido su anillo de campeón que conquistó con Miami Heat en 2006, por más de 21 mil dólares.

Foto de Yahoo

Tras esta situación, la firma financiera Morgan Stanley, mediante su división Global & Sports Entertainment, incorporó el mes pasado a Walker a un programa en 40 colegios de primer nivel, así como en 24 equipos profesionales, en los aportará sus experiencias para crear conciencia en los deportistas jóvenes sobre el uso y manejo del dinero.

En 1996, Walker ganó el título universitario con Kentucky y fue elegido por los Boston Celtics ese año. El exjugador califica como “terapéutica” su nueva etapa y afirma haber aprendido de su experiencia con el dinero.

“Me di cuenta de que esto podría servirme como proceso de curación, al mismo tiempo que ayudo a los jóvenes. Quiero ser abierto y transparente respecto a los errores que cometí, para que ellos no vayan por el mismo camino”, dijo.

Foto de internet

Walker gastó su fortuna en dos mansiones en Miami y Chicago, automóviles de lujo, pieles, diamantes, vacaciones, malas inversiones y deudas de juego.

“Tenía algunos fetiches: casas —les digo a los jóvenes que no hay razón para tener casas con habitaciones que no usas—, joyas —no se necesitan 15 relojes—, coches, el juego… Les digo también que deben aprender a decir no. Yo tenía cinco hermanos y muchos amigos. Fui muy generoso. Quiero que los chicos ayuden a sus familias, pero hay que encontrar un equilibrio. Debes hacerlos responsables. Algunos deportistas ni siquiera saben dónde va su dinero o cuánto están perdiendo en impuestos. De los 108 millones que gané, 55.2 se fueron en impuestos. Ahora, me gusta contar mi historia. Si sirve para que los jóvenes eviten los errores que cometí, vale la pena”, afirmó Walker.

Con información de El País

miami heatnba
Menú de accesibilidad