El Barcelona “deja sin efecto” su disposición a jugar en Miami

El Barcelona “deja sin efecto” su disposición a jugar en Miami - Foto de AFP
Foto de AFP

El Barcelona había mostrado su disposición inicial a jugar su partido del 26 de enero en el Hard Rock Stadium de Miami ante el Girona

El Barcelona dio marcha atrás este lunes en su disposición a jugar un partido de la liga española contra el Girona en Miami, lo anterior por la falta de consenso entre los distintos actores inmiscuidos en esta iniciativa.

“La Junta Directiva del FC Barcelona ha acordado dejar sin efecto su disposición a jugar en Miami el partido contra el Girona FC, tras constatar la falta de consenso existente en torno a esta propuesta”, informó el Barça en un comunicado tras la reunión de su junta directiva.

El equipo azulgrana se muestra aún favorable a la iniciativa y a que “los beneficios se repartieran entre todos los Clubes de Primera y de Segunda División, siguiendo el mismo criterio de reparto de los derechos de televisión”.

“Pero considera que mientras no se alcance un acuerdo entre todos los agentes implicados, este proyecto no podrá prosperar”, concluye el Barcelona.

El equipo azulgrana, junto al Girona, habían mostrado su disposición inicial a jugar su partido de la 21ª jornada el 26 de enero en el Hard Rock Stadium de Miami.

El encuentro se enmarcaba dentro del acuerdo concluido por la Liga de Futbol Profesional española (LFP) con la empresa norteamericana Relevent, que supone la creación de una ‘joint venture’ para desarrollar la marca La Liga en Estados Unidos.

Este acuerdo prevé la celebración de partidos del campeonato español en Estados Unidos durante los próximos 15 años.

Sin embargo, la iniciativa, defendida a capa y espada por el presidente de la LFP, Javier Tebas, se había encontrado con el rechazo de la Federación Española de Futbol (RFEF) Luis Rubiales y del sindicato de jugadores españoles AFE.

Para llevar a cabo el partido, la Liga española debe obtener autorización de la RFEF, de la federación estadounidense de futbol, así como de la UEFA y de la Concacaf, los organismos dirigentes del futbol europeo y norteamericano.

La FIFA también se mostró en contra de este encuentro por medio de su presidente, Gianni Infantino, quien advirtió que la “FIFA no autorizará la disputa de este partido ni en Estados Unidos ni en ninguna otra localidad que el estadio del Girona”.

Con información de AFP

barcelonaEstados Unidosgironala ligamiami