Un tercio de las mujeres sufren problemas de salud de larga duración tras el parto: OMS
Imagen de archivo de una mujer embarazada. Foto de EFE/Zayra Mo/Archivo

Cada año 40 millones de madres sufren problemas de salud de larga duración derivados de un parto, aproximadamente un tercio de las que dan a luz en el mundo, indica hoy un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que pide mayor atención de las redes sanitarias a estas mujeres.

El estudio, publicado por la revista especializada The Lancet Global Health, indica que entre estos problemas son frecuentes la dispaurenia (dolor durante las relaciones sexuales), que afecta a un 39 por ciento de estos 40 millones de mujeres, o las dolencias de espalda, observadas en un 32 por ciento de los casos.

Otros problemas frecuentemente registrados son la incontinencia anal y urinaria, la ansiedad, la depresión, el dolor perineal, el miedo a volver a dar a luz (tocofobia) o la infertilidad secundaria.

Numerosos problemas postparto causan un considerable sufrimiento tanto físico como emocional a las mujeres en su vida diaria, mucho después de dar a luz, pero a menudo son subestimados, no reconocidos, o no reportados”, señaló al conocerse el estudio la directora de salud reproductiva de la OMS, Pascale Allotey.

En este sentido, el estudio subraya que un 40 por ciento de los problemas postparto identificados no tienen una guía médica de recomendaciones para apoyar tratamientos efectivos, y tampoco se realizan bases de datos sobre estas dolencias globalmente o siquiera a escala nacional.

El estudio pide un mayor reconocimiento por parte de las redes sanitarias a estos problemas comunes, y para ello aconseja un cuidado más efectivo durante el embarazo y el parto, momentos en los que se pueden detectar mejor riesgos y posibles complicaciones en el futuro.

“Las mujeres han de poder acceder a servicios sanitarios que escuchen sus preocupaciones y cumplan sus necesidades, no sólo con el fin de sobrevivir al parto sino también de tener una buena salud y calidad de vida”, afirmó Allotey.

Con información de EFE