NASA confirma que el núcleo de Mercurio es sólido

NASA confirma que el núcleo de Mercurio es sólido - Planeta Mercurio. Foto de Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA
Planeta Mercurio. Foto de Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA

El núcleo interno de Mercurio es similar en tamaño al de la Tierra, radicando su importancia en que podría predecir cómo cambiará su campo magnético

Una investigación del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA confirmó que el núcleo de Mercurio es sólido.

Hasta antes del hallazgo se sabía que el núcleo externo del planeta más cercano al Sol está compuesto de metal y líquido, pero un nuevo estudio arrojó evidencia de que el centro interno es además de un tamaño similar al de la Tierra.

Superficie de Mercurio. Foto de NASA
Superficie de Mercurio. Foto de NASA

Científicos del Centro Goddard hicieron uso de la misión MESSENGER (Mercury Surface, Space Environment, GEochemistry and Ranging) para observar el giro y gravedad del planeta.

Desde marzo de 2011 la nave entró en la órbita de Mercurio hasta acercarse lo suficiente a su superficie y analizar la gravedad que ejerce; esto fue vital dado que “la gravedad es una herramienta poderosa para observar el interior profundo de un planeta porque depende de la estructura de densidad del planeta”, dijo el investigador Sander Goossens.

Representación gráfica de la estructura interna de Mercurio. Foto de Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA
Representación gráfica de la estructura interna de Mercurio. Foto de Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA

Los datos enviados por MESSENGER fueron traducidos mediante un programa de computadora, hallándose que el núcleo sólido es de hierro de aproximadamente dos mil kilómetros de ancho, cuando el de la Tierra es de dos mil 400 kilómetros.

“El interior de Mercurio todavía está activo, debido al núcleo fundido que alimenta el débil campo magnético del planeta. El interior de Mercurio se ha enfriado más rápidamente que el de nuestro planeta. Este puede ayudarnos a predecir cómo cambiará el campo magnético de la Tierra a medida que el núcleo se enfríe”, indicó Antonio Genova, profesor de la Universidad Sapienza de Roma que dirigió la investigación.

Con información de López-Dóriga Digital

#NASAcentro Goddardmercurionúcleo