Inteligencia artificial planea encontrar al próximo Messi

Inteligencia artificial planea encontrar al próximo Messi - Foto de Internet
Foto de Internet

a tecnología funciona mediante dos cámaras de vídeo convencionales y un sistema patentado de machine learning e inteligencia artificial

Solo en Estados Unidos, el mercado del deporte infantil mueve unos 12 mil millones de euros, según la firma especializada WinterGreen, un crecimiento del 55 por ciento desde 2010.

La cifra global llega a los 45 mil millones. Pero, pese a que gran parte del presupuesto va destinado a los caza talentos futuros, no existe humano ni club capaz de abarcar todo el planeta.

Miky Tamar, exoficial del ejército israelí, este hombre de unos 70 años, quiere ser el responsable de hallar los futuros talentos del deporte.

Foto de Internet

Tamir se especializó en el rastreo de misiles y en sistemas de reconocimiento facial y óptico, este antiguo oficial creó, entre otras, la empresa SportVU.

La idea, concebida inicialmente para el futbol, se hizo muy pronto un hueco en la NBA. SportVU es un sistema de seis cámaras que permite recopilar datos de cada uno de los jugadores, movimiento del balón, velocidad de los pases, etc.

En su primer año en Estados Unidos, en la temporada 2011-2012, SportVU trabajó con cinco equipos. Al año siguiente triplicaron ese número. Y en 2013-2014 ya se utilizaba en los 29 estadios de la liga estadounidense.

“Al poco tiempo, vendí mi participación en SportVU y con el dinero, fundé una nueva. Se llama Pixellot”, dijo en entrevista.

Foto de Internet

Lo que hace Pixellot es utilizar cámaras completamente autónomas y dotadas con inteligencia artificial para grabar partidos (Futbol, béisbol, baloncesto, futbol americano, hockey sobre hielo, etc.) pero en ligas que no son de primer nivel, desde clubes de Segunda División, a ligas infantiles o juveniles.

Las cámaras se instalan y se graban todos los partidos que se lleven a cabo. La tecnología de rastreo concebida por el equipo de Tamir, sigue constantemente el balón desde todas sus cámaras.

A día de hoy ya se han instalado más de 2 mil sistemas Pixellot en países como Estados Unidos, China, España, Brasil, México o Alemania.

Poco tiempo después fundó una empresa llamada Track 160, Tamir ha unido parte de las dos empresas anteriores y le ha puesto un poco más de personalidad.

“Comenzamos grabando a jugadores de futbol que llevaban puestos localizadores, de modo que la cámara pudiera aprender a seguir la acción, a los jugadores y al balón. Luego dejamos solo las cámaras y esa fue una de las etapas más complicadas: los deportistas no conservan su posición, alternan velocidades, se chocan con los del otro equipo y también con los del propio. Hay situaciones muy confusas permanentemente y no queríamos que el sistema se equivocara con los jugadores. Y lo hemos conseguido. Nuestro próximo objetivo es encontrar a las estrellas deportivas del futuro”, aseguró.

Foto de Internet

La tecnología funciona mediante dos cámaras de vídeo convencionales y un sistema patentado de ‘machine learning’ e inteligencia artificial, el sistema rastrea y sigue al balón, al mismo tiempo que identifica a cada jugador, no solo por el número de camiseta, sino por su altura, velocidad, distancia de zancada así como otros parámetros individuales

Gracias al seguimiento del balón, evalúa la cantidad de pases efectuados, los acertados y los erróneos, la táctica de cada jugador y su efectividad en el encuentro.

Con esa información coloca al deportista en una suerte de ranking que se va alimentando a lo largo del tiempo. El equipo necesario es básico y accesible, además de que los conocimientos adquiridos se puedan aplicar a vídeos ya grabados por terceros y así detectar a cualquier talento emergente, sin importar dónde se encuentre.

Con información de La Razón España

#tecnologíafutbol