Informe revela tácticas de empresas farmacéuticas para impedir producción de genéricos
Foto de archivo

Hagop Kantarjian, profesor del Centro Anderson para el Cáncer de la Universidad de Texas, en colaboración con médicos y profesores de derechos experto en patentes, publicaron un informe sobre las tácticas de las grandes compañías farmacéuticas con el fin de evitar o retrasar la comercialización de medicamentos genéricos en Estados Unidos.

medicina
Foto de internet

“Las compañías farmacéuticas tienen hoy una única misión: maximizar los beneficios para los accionistas y las bonificaciones para los directivos aún a costa del perjuicio y la muerte de los pacientes”, dice Kantarjian.

El informe se publicó en la revista Blood, de la Sociedad Estadounidense de Hematología, está basado en datos de la Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos, informes de la Comisión Europea y resoluciones judiciales.

Una de las tácticas es el lobbying, que consiste en hacer presión sobre políticos para que mantengan un estricto régimen de patentes. Tan solo en 2015 la grandes empresas farmacéutica se gastaron 475 millones de euros.

Otra estrategia es la de Pay-For-Delay, que consiste en pagar por retardar la llegada de los genéricos a las farmacias. Cuando una patente está por expirar, la empresa dueña del medicamento paga a los laboratorios que iban a sacar el genérico para que no lo produzcan. Otra vez, las grandes corporaciones denuncian a los laboratorios bajo el argumento de infringir la patente. En lugar de pedir una sanción económica, acuerdan retrasar la fabricación del medicamento.

También sucede que la empresa con la patente, saca un genérico y con ello, provoca que dicha medicina baje el precio para sus competidores. Medida que viola las cláusulas que impiden que una misma empresa tenga la patente comercialice un genérico.

En Estados Unidos, los pagos por frenar la producción de genéricos ascienden a 3.500 millones dólares al año.

Con información de El País