Huevo de dinosaurio descubierto en China refuerza teoría de relación con las aves
Foto de @ChinaScience

Un grupo de científicos chinos, canadienses y británicos publicaron en la revista Science un artículo sobre un huevo de dinosaurio fosilizado hallado en la provincia central china de Jiangxi que contiene un embrión de 27 centímetros, recoge hoy la cadena estatal CCTV.

Foto de @ChinaScience

El huevo fosilizado, de una forma alargada y de 17 centímetros de longitud, tiene alrededor de 70 millones de años y contiene uno de los fósiles de embrión de dinosaurio mejor conservados, según CCTV.

El embrión pertenece a la suborden de los terópodos, del período Triásico, y se halla acurrucado dentro del huevo en una postura, con la cabeza entre las patas, que hasta ahora solo se había detectado en dinosaurios aviares, según el estudio.

Esta postura es muy similar a la de las aves actuales cuando sus huevos están a punto de eclosionar y pensamos que los dinosaurios habrían salido de sus huevos de una forma similar a la de las aves de nuestra era”, apuntó una de los científicos, Fion Ma Wai-sum, al periódico hongkonés South China Morning Post.

Foto de @ChinaScience

Ma explicó al diario que el fósil es una prueba más de que las aves actuales proceden de los dinosaurios terópodos.

Según Ma, el embrión tenía unos 17 días de vida y su huevo habría eclosionado a los 21 días.

La zona en la que se encontró el huevo, en el término municipal de Ganzhou, destaca por los numerosos fósiles, tanto de dinosaurios como de huevos y plantas, que alberga.

El huevo se compró en el año 2000 y pasó 10 años almacenado hasta que se comenzó a investigarlo con motivo de la fundación del Museo de Historia Natural de la Piedra en la ciudad suroriental china de Xiamen, de cuya colección forma parte.

Este equipo de científicos ha pasado tres años estudiando el fósil y, según Ma, los investigadores continuarán los análisis, que incluirán técnicas de rayos X para saber más acerca de la anatomía del embrión y de otras partes de su cuerpo cubiertas por piedra.

Foto de @ChinaScience

Con información de EFE