El poder de la piedra que derribó a Goliat

El poder de la piedra que derribó a Goliat - Foto de internet
Foto de internet

Científicos analizaron el impacto de la piedra que lanzó David contra Goliat, determinando que es equivalente al de una bala de alto calibre

Una de las historias más conocidas de la Biblia es la de David y Goliat, de cómo este último murió por un certero disparo de honda en la frente.

Sin embargo, pocos son los que conocen los detalles de esta anécdota, recogida en Samuel, que cuenta la historia de Samuel y del reinado de Saúl hasta su muerte, incluyendo la guerra de los israelitas contra los filisteos.

En la narración se señala que previo al combate entre el gigantesco guerrero y David, se había producido un sitio de cuarenta días de los filisteos contra los israelitas, durante los cuales Goliat, presumiblemente un guerrero mercenario procedente de la ciudad de Gat, no dejó de burlarse y desafiar a un aterrorizado ejército israelita.

El guerrero desafió a Israel para que presentara a un hombre que luchara contra él en un duelo cuerpo a cuerpo, cuyo resultado determinaría qué ejército sería siervo del otro.

David y Goliat de Tiziano

El soldado Goliat medía alrededor de 2.9 metros de altura y cargaba con una armadura que pesaba más de 40 kilogramos; su espada pesaba más de seis kilogramos.

El relato señala que todo su cuerpo estaba cubierto de acero excepto su frente, ahí estaba su punto débil.

Se cuenta que cada vez que el filisteo entraba en combate, necesitaba de la ayuda de un escudero que le daba la mano y lo acercaba al campo de batalla, donde el soldado buscaba invariablemente el cuerpo a cuerpo; debido a una limitación visual que le impedía ver con claridad donde estaban sus enemigos.

El adversario del colosal guerrero fue David, un joven pastor israelita de la tribu de Judá, quien posteriormente se convertiría en rey.

Se cuenta que el joven, a diferencia de su oponente, era ágil y veloz y solamente disponía de un trozo de tela y una cuerda, que a modo de honda le permitía lanzar piedras con gran fuerza.

Cuando se enfrentó con Goliat, este no paraba de gritarle que dejara de moverse y se acercara más, lo cual David intentaba evitar a toda costa.

“Tú vienes a mí con una espada y con una lanza y con una jabalina, pero yo voy a ti con el nombre de Yahveh de los ejércitos, el Dios de las líneas de batalla de Israel, a quien tú has desafiado con escarnio”, dijo el joven pastor antes de echar mano de su honda.

La biblia cuenta que, contra todo pronóstico, David disparó una certera pedrada que impactó justo en la frente del filisteo, quien cayó al suelo; tras esto, el joven tomó la espada del gigante y cortó su cabeza.

El equivalente a una bala calibre .45

Investigadores interesados en el lado científico de la anécdota, calcularon que en un segundo se pueden dar cinco vueltas a una honda de un radio de giro de unos sesenta centímetros.

Las piedras que se pueden colocar en una honda de este tipo no suelen exceder los 20 gramos; si David hubiese lanzado a una distancia de unos 35 metros, la piedra habría impactado a una velocidad de  34 metros por segundo, lo suficiente para perforar el cráneo de una persona; y lo equivalente al impacto y poder de parada de una bala calibre .45, uno de los más potentes.

Una pistola semiautomática Colt M1911 con balas del calibre .45. Foto de internet

A pesar de tratarse de una arma primitiva y relativamente sencilla, la honda fue ampliamente utilizada desde el Paleolítico hasta la Edad Media; debido a su alta efectividad en combate.

El impacto de un proyectil de honda es casi equivalente al de un disparo con un arma de fuego actual.

Los griegos implementaron el uso de proyectiles de plomo en lugar de piedras, lo cual hizo a esta arma todavía más letal.

Una honda del antiguo Egipto. Foto de The Manchester Museum

¿Por qué Goliat era tan grande?

Los científicos estiman que la altura de Goliath se debía a un exceso de la hormona de crecimiento, la cual se produce a nivel de la glándula hipófisis.Las causas pueden deberse a una hipertrofia o a un tumor (adenoma).

Anatómicamente, dicha glándula se encuentra cerca del quiasma óptico, el lugar por donde pasan las fibras que llevan la información visual desde los ojos al cerebro.

El crecimiento anómalo y desproporcionado de la glándula hipófisis puede comprimir estas fibras nerviosas, provocando padecimientos visuales; como los que tenía el gigante Goliat, lo que le obligaban a ser acompañado por un escudero y permanecer inmóvil en el campo de batalla esperando que su contrincante se acercase.

Dichas limitaciones facilitaron a David para que diera el certero disparo en la frente del filisteo; sin embargo, cabe señalar que aún así se trató de un tiro que necesitó mucha habilidad, y algo de suerte.

Con información de ABC

balacienciadisparo