Detienen distribución del Samsung Galaxy Note 7 por explosión durante carga

Detienen distribución del Samsung Galaxy Note 7 por explosión durante carga

La empresa coreana detuvo la distribución de su nuevo smartphone tras reportes de explosiones durante la carga

La empresa coreana Samsung detuvo la distribución de su nuevo dispositivo Samsung Note 7 después de haber recibido reportes de explosiones de sus dispositivos.

Desde principios de la semana, la empresa de tecnología dejó de distribuir el smartphone insignia de la marca.

Usuarios se quejan de que la falla provoca que los celulares queden así. Foto de Ariel González/YouTube.
Usuarios se quejan de que la falla provoca que los celulares queden así. Foto de Ariel González/YouTube.

Aunque no se sabe cuál sea la razón por la que han ocurrido este tipo de accidentes, se tienen indicios de lo que ocurre es que existen problemas de sobrecalentamiento en el puerto de carga de la pila puesto que es la primera vez que Samsung crea un dispositivo con una entrada USB tipo C y carga rápida.

Aunque de manera extraoficial la firma ha admitido que se debió a que se equiparon con pilas defectuosas.

La compañía recogió los dispositivos que sufrieron explosiones con la finalidad de determinar la magnitud de los daños. Se espera que en las próximas horas Samsung determine si repondrá los dispositivos dañados o no.

 

 

Retiran del mercado todos sus teléfonos

Samsung anunció el viernes el retiro del mercado todos sus teléfonos Galaxy Note 7 tras detectar que las baterías de algunos dispositivos explotan durante la carga.

La empresa informó que el Note 7 se retirará en 10 países, incluyendo Corea del Sur y Estados Unidos, apenas dos semanas después de su lanzamiento.

Los clientes que ya tienen uno de estos podrán cambiarlo por un nuevo smartphone en unas semanas, dijo Koh Dong-jin, presidente de la filial de celulares de Samsung. El ejecutivo se disculpó por las molestias causadas a los clientes.

 

Un hombre camina cerca de un anuncio de Galaxy Note 7, el nuevo teléfono de Samsung Electronics, en Seúl, Corea del Sur. Foto de AP.
Un hombre camina cerca de un anuncio de Galaxy Note 7, el nuevo teléfono de Samsung Electronics, en Seúl, Corea del Sur. Foto de AP.

 

El retiro, el primero que sucede para un celular, ocurre en un momento crucial en el negocio de telefonía de Samsung. La próxima semana, Apple anunciará su nuevo teléfono, mientras que la división móvil de Samsung contaba con tener opiniones positivas del Note 7 y una demanda mayor a la prevista.

Algunos compradores reportaron que sus celulares se incendiaron o explotaron mientras cargaban la batería. Samsung señaló que ha confirmado 35 casos de este tipo, todos causados por baterías defectuosas.

La empresa indicó que no tiene forma de decir exactamente qué teléfonos pueden ser un riesgo para los 2.5 millones que ya se vendieron a nivel mundial. La compañía coreana calcula que 24 de cada millón de unidades tienen una batería defectuosa.

Después de que hubiera quejas en internet, Samsung halló que una celda de batería fabricada por uno de sus dos proveedores causaba que se incendiara el teléfono. Koh no quiso decir quién era el proveedor.

“Hubo un pequeño problema con el proceso de fabricación, por eso era muy difícil imaginarlo”, dijo Koh a los reporteros en conferencia de prensa. “Esto nos costará tanto, que hasta me duele el corazón. Sin embargo, la razón por la que hacemos esto es porque lo más importante es la seguridad de los clientes”.

China no se verá afectada por la suspensión en las ventas. La empresa dijo que utilizó una batería suministrada por otro fabricante para el mercado chino.

Redacción

Galaxy Note 7samsung