Condenan a 15 meses de cárcel a youtuber que hizo broma a indigente
Captura de pantalla

Un célebre youtuber español fue condenado a 15 meses de cárcel por humillar en uno de sus vídeos a un indigente en Barcelona, a quien ofreció unas galletas rellenas de pasta de dientes, anunció este viernes la justicia.

Kan-Hua Ren, conocido por su alias ReSet, fue sentenciado en primera instancia por un tribunal de Barcelona a 15 meses de prisión, la prohibición de usar su canal Youtube durante cinco años y 20 mil euros, casi 450 mil pesos, de indemnización para su víctima.

ReSet en su canal de YouTube. Captura de pantalla

Las condenas a prisión inferiores a dos años son generalmente suspendidas en España si el acusado no tiene antecedentes.

El tribunal atribuyó a ReSet, con 19 años en ese momento, un “delito contra la integridad moral” por el vídeo publicado en enero de 2017 y retirado después.

“Desafiado” por uno de sus seguidores, el youtuber se grabó retirando el relleno de crema de unas galletas Oreo y poniendo pasta dental en su lugar para después “ofrecérselo” a un mendigo junto a un billete de 20 euros.

“A lo mejor me habré pasado un poco pero mira el lado positivo: esto le ayudará a limpiarse los dientes, que creo que no se limpió los dientes en un par de días o desde que se volvió pobre”, afirmaba en ese vídeo.

La víctima sufrió fuertes vómitos, señala la juez en su decisión fechada a 29 de mayo.

Ante el escándalo provocado por la grabación, publicó otra donde volvía a ver al indigente para darle otros 20 euros.

“Seguro que si se lo hago a una persona normal no dirán nada. Pero como es un vagabundo, se quejan”, trataba de justificarse en un mensaje acompañando el vídeo.

ReSet, que en esa época era uno de los 200 youtubers más influyentes del mundo hispanohablante según aseguró la policía, intentó impedir que su víctima lo denunciara con 300 euros y un nuevo vídeo donde pasaría la noche con él.

Los agentes policiales, por otro lado, revelaron que se había burlado de más personas vulnerables en otras publicaciones de su canal, lo que le reportaba beneficios económicos debido a que le pagaban publicidad.

“Hago cosas para dar el ‘show’, a la gente le gusta el morbo”, se defendió en el tribunal.

Actualmente, sus dos canales en la conocida plataforma de vídeos, que superaban respectivamente los 1.2 millones y los 250 mil suscriptores, estaban todavía activos.

Con información de AFP