Israel se paraliza durante el Yom Kipur, día más sagrado del judaísmo