Foto de Telemundo.

Piqué no se arrepiente de burla al Real Madrid

El defensa central del Barcelona afirma que volvería a hacer la broma sobre Kevin Roldán porque se lo pasó “bomba” y le pareció muy gracioso


La Selección Española lleva dos días en León, en donde ayer le ganó a Costa Rica por dos goles a uno en partido amistoso, y durante estas 48 horas la constante han sido los abucheos a Gerard Piqué, tras la polémica que desató su forma de celebrar el triplete del Barcelona.

El defensor español agradeció a la afición, a sus compañeros, al cuerpo técnico y a la directiva, pero también gritó: “Gracias Kevin Roldán, contigo empezó todo”, en obvia alusión a la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo, a partir de la que el Madrid perdió la ventaja en la Liga.

El defensa catalán señala que su comentario fue gracioso y que volvería a contarlo. Foto de El Espectador.
El defensa catalán señala que su comentario fue gracioso y que volvería a contarlo. Foto de El Espectador.

A poca gente le cayó bien la broma de Piqué, que suele hacer este tipo de ofensas en sus celebraciones, y en León, en donde al parecer hay más madridistas que culés, la gente se ha dedicado a abuchearlo.

No obstante, al esposo de Shakira eso le es indiferente y no le afecta en lo más mínimo. El catalán incluso declaró que los “pitidos” de la que también es su afición, porque él es seleccionado español, no le afectan.

Piqué  afirma que los "pitidos" de la afición no le afectan. Foto de El Comercio.
Piqué afirma que los “pitidos” de la afición no le afectan. Foto de El Comercio.

“No me afectan los pitidos. La gente se expresa libremente y yo solo hago mi trabajo. Tras ganar el triplete estoy muy feliz. ¿Lo de Kevin Roldan? Volvería a decir lo que dije porque fue una simple broma. Me pareció gracioso. Yo me lo pasé bomba y la repercusión no me importa”.

Y es que Gerard Piqué así vive, de broma en broma y de polémica en polémica, no es la primera vez, ni la última, que declara en contra del Real Madrid, de sus jugadores o incluso de su afición. Esto no quita que sea un gran defensa central y un fijo en la selección de su país, pero no cabe duda que afecta su relación con gran parte de la afición española.

Con información de ABC.