Trabajan gimnasios de México en protocolos para reiniciar actividades
Foto de Pixabay.

Tomar en cuenta los procedimientos que se llevan a cabo en otros países, implantar procesos de las industrias de servicios –como los hoteles– y aplicar la experiencia de operación que tienen los empresarios en México son las bases del protocolo que seguirán los gimnasios del país para empezar con su reapertura en cuanto lo permitan las autoridades.

En una conferencia virtual, Rodrígo Chávez, presidente de la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes, A.C. (AMEGYCAC), anunció que esta agrupación –que reúne a 25% de estos negocios en el país– ya trabaja en un protocolo que presentará a los diferentes gobiernos locales con el fin de reiniciar actividades bajo estrictas condiciones de salud.

Separar equipos –como las caminadoras–, colocar mamparas para crear barreras físicas en algunas zonas y controlar aforos mediante reservaciones son algunas de las acciones que propuso esta organización creada hace unas semanas.

Chávez aseguró que esta industria ya trabaja en la capacitación de su personal y de sus dueños para que sigan las nuevas medidas, como evitar el contacto físico de los entrenadores y usar productos de limpieza y desinfección avalados por el Instituto Mexicano del Seguro Social

En cuanto a las albercas, el titular de la AMEGYCAC afirmó que se continuaría con protocolos básicos –como usar chanclas y gorra– y la implementación de medidas de sana distancia en los carriles, las áreas comunes –como los vestidores– y zonas de circulación.

También se cuidarán protocolos en otras áreas que tienen algunos gimnasios, como las cafeterías y restaurantes, imitando los procesos que tiene la industria restaurantera, como la eliminación de saleros y otros productos de uso común, indicó.

El presidente de la asociación aclaró que en cada entidad los gimnasios se apegarán a lo que indique el semáforo implementado por los respectivos gobiernos, por ejemplo, empezando por el nivel naranja abriendo con 40% de afluencia, 60% en amarillo y 100% cuando se llegue al verde.

Las pérdidas de este sector se estiman en unos 2,000 millones de pesos por mes, por lo que durante el tiempo que han permanecido cerrados los gimnasios han perdido alrededor de 6,000 millones de pesos, estimó.

“Si ese dinero perdido lo hubiéramos ocupado en levantar a los mexicanos del sillón, ¿se imaginan cuántas camas de hospital estarían libres en este momento?”, cuestionó el también presidente de Anytime Fitness México.

Los gimnasios evitan enfermedades

Chávez aseguró que los gimnasios son el mejor medio para prevenir enfermedades que tienen importante presencia en México –como la diabetes, la hipertensión y hasta la ansiedad–, por lo que buscan “democratizar el ejercicio” acercándose a los gobiernos para desarrollar en conjunto políticas públicas que promuevan el deporte.

Mencionó que la pandemia de COVID-19 está cobrando la factura de los malos hábitos de muchos mexicanos, por lo que fortalecer al sector de los gimnasios ayudaría a transformar para bien la salud de las personas.

“Debemos pensar en los enemigos silenciosos, como el sofá, y hacer que la gente pueda levantarse de ahí”, destacó. “De nada sirve tener nuestros gimnasios cerrados, pero no podemos abrir sin ser primero altamente respetuosos con las autoridades, asegurarnos que somos un lugar seguro para nuestros usuarios”.

Sobre “la nueva normalidad” de los gimnasios, Chávez dijo que el elemento virtual será muy importante, pero no los va a remplazar. “Es muy difícil que en el teléfono alguien aprenda a nadar o le corrijan alguna posición”, describió.

Agregó que otra característica de los gimnasios será que ahora estarán preparados para no cerrar si se genera algún nuevo rebrote del COVID-19. Por ejemplo, como se manejan con membresías, se puede tener registro si alguna persona está contagiada, además de que las demás medidas protegerán al resto de los usuarios.

En México hay 4.5 millones de personas en gimnasios, y los negocios agrupados en esta asociación –que también pretende regular la actividad de este sector– cubren a un millón de ellos.

Parte de la solución

En esta conferencia virtual también participó Nélson Vargas –uno de los empresarios deportivos con más experiencia en México y vocero de AMEGYC– y dijo que si los gimnasios se unen, harán que las áreas de salud del país no sigan gastando millones de pesos en medicinas y en la atención de enfermos de males como el sobrepeso.

“México es primer lugar infantil y segundo en adultos en sobrepeso”, recordó el también extitular de la Comisión Nacional del Deporte. “Nosotros somos parte de la solución, podemos impedir que caiga más gente en los hospitales por falta de ejercicio”.

Recalcó que los gimnasios son una industria que puede ayudar al desarrollo de la salud de México: “Es una gran oportunidad para poner a disposición del gobierno todas las herramientas que nosotros como industria podemos aportar”.

El promotor del deporte adelantó que la AMEGYC está elaborando un plan para que las instituciones públicas que promueven la salud –como la Secretaría del Salud, IMSS, ISSSTE y Conade– se unan con ellos para trabajar en conjunto.

Con información de Carlos Tomasini