El cambio climático puede causar obesidad y depresión

El cambio climático puede causar obesidad y depresión - GRA004 SÍDNEY (AUSTRALIA), 31/07/2013.- Fotografía facilitada por la Universidad de Nueva Gales del Sur. Un tercio de la biodiversidad de los lechos marinos polares están amenazados por la desaparición como consecuencia del cambio climático. La pérdida progresiva de las banquisas polares podría tener unos resultados nefastos para el ecosistema de las regiones polares al permitir una mayor penetración de los rayos solares en el lecho marino, apunta la investigación liderada por Graeme Clark, de la mencionada universidad. EFE/Graeme Clark Photograph
GRA004 SÍDNEY (AUSTRALIA), 31/07/2013.- Fotografía facilitada por la Universidad de Nueva Gales del Sur. Un tercio de la biodiversidad de los lechos marinos polares están amenazados por la desaparición como consecuencia del cambio climático. La pérdida progresiva de las banquisas polares podría tener unos resultados nefastos para el ecosistema de las regiones polares al permitir una mayor penetración de los rayos solares en el lecho marino, apunta la investigación liderada por Graeme Clark, de la mencionada universidad. EFE/Graeme Clark Photograph

Un estudio publicado en Australia revela que el cambio climático puede provocar defectos de nacimiento, obesidad, asma y depresión, entre otros problemas 

Los efectos del cambio climático pueden causar deficiencias psiquiátricas, defectos de nacimiento, obesidad, asma, depresión, entre otros problemas, si no se adoptan medidas para hacerle frente, según un estudio publicado en Australia.

El trabajo de la Alianza Australiana de Salud Global (GHAA, siglas en inglés), analiza los efectos del cambio climático en la salud de los habitantes de Asia Pacífico, especialmente en las zonas propensas a desastres naturales y en las que los cultivos han sido afectados por el intenso calor.

Los hijos de las mujeres que han experimentado un daño, entre moderado y severo por casos objetivamente evaluados y vinculados a las tormentas, sobre todo entre el primer y segundo trimestre de embarazo, han perdido capacidad cognitiva”, alerta el informe.

Esto se manifiesta a los dos años con la pérdida de al menos 14 puntos de coeficiente intelectual, así como un menor vocabulario, mientras que a largo plazo revela deficiencias en el proceso de aprendizaje, problemas de obesidad y mentales en la adolescencia.

Imagen facilitada por la WWF el 28 de marzo de 2009 que muestra la Casa de la Ópera de Sydney durante la iniciativa “Earth Hour”, (Hora de la Tierra). Este apagón mundial, una iniciativa de la organización ecologista WWF, es una forma de solidarizarse con la lucha contra el cambio climático. EFE/James Alcock/Archivo

El estudio también señala que el aumento del calor puede producir o exacerbar pandemias como el zika y otras enfermedades transmitidas por los mosquitos, y agravar otros problemas por el deterioro de la calidad del aire y el agua como el asma, las alergias, neumonía o diarreas.

No se podrá beber de las fuentes de agua. El cambio climático incluso ha sido vinculado a la depresión”, según el informe, que realza los problemas en la salud mental generados por la escasez de recursos y los desastres naturales.

Asimismo, el aumento del nivel del mar o los desastres naturales pueden mermar los cultivos, lo que puede causar un mayor problema de desnutrición entre las poblaciones vulnerables, según el estudio, que señala que cosechas de granos como el maíz, el trigo, el arroz o la soja caerán en al menos un 10 por ciento en 2050.

La investigación también destaca que el aumento de las temperaturas provoca un mayor absentismo laboral por estrés que, en el caso de Australia le cuesta cada año unos 8.700 millones AUD (5.990 millones USD o 5.369 millones EUR).

En otro estudio publicado en 2017, GHAA aseguró que en 2100 una de cada tres personas del planeta estará expuesta a olas de calor extremo suficientes para causar la muerte.

Estudiantes de escuelas de todo Sydney asisten a una manifestación mundial #ClimateStrike en Town Hall, en Sydney (Australia). EFE/Dean Lewins/Archivo

La organización da nueve recomendaciones que incluyen el reconocer que el cambio climático impacta en la salud de la población, la capacitación de los profesionales de la salud respecto a estos efectos y medidas para reducir su impacto, entre otras.

 

Con información de EFE

australiacambio climáticodepresióneconomíaobesidad
Menú de accesibilidad