Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Felicidad fraudulenta

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Por más de tres lustros, Grupo GarSa –un corporativo regiomontano fundado y dirigido por Fernando Junior García Sada– expandió su oferta de préstamos para burócratas por el norte del país

Su filosofía era “crear felicidad” para jubilados y pensionados del IMSS, del ISSSTE, de la CFE y de Petróleos Mexicanos. Por más de tres lustros, Grupo GarSa –un corporativo regiomontano fundado y dirigido por Fernando Junior García Sada– expandió su oferta de préstamos para burócratas por el norte del país.

Para alcanzar la felicidad, este corporativo ofrecía préstamos para exempleados federales y estatales. ¿Su diferenciador del resto de las Sofomes? La autorización fast track de los créditos. Préstamos Avance fue la primera subsidiaria de GarSa en el ramo financiero. La expansión de sus operaciones habría de llevarlos a la venta de productos milagro, la distribución de medicamentos, la comercialización de bienes raíces y hasta el reciclaje de chatarra. La responsabilidad social era cumplimentada a través de la Fundación Paloma.

Peace&Love era la rúbrica de Junior. A la hora de hacer negocios, empero, García Sada no agitaba banderas blancas. Hace cinco años, a través de su filial en Estados Unidos, demandó a Juice Generation por plagio. En disputa, el uso de la frase “peace love and juice” y un diseño para promocionar la barra de jugos que registró aquella empresa para el área de la ciudad de Nueva York, que previamente había registrado el regiomontano, para su uso en el ramo de servicios de restaurante.

Los magistrados de la Junta de Apelación fallaron a favor de GS Entrerprises LLC. Esa razón social no estaba vinculada directamente a la World Acceptance Corporation, la matriz de Préstamos Avance. De hecho, hace 13 meses, WRLD (con esas siglas cotiza en Nasdaq, en Nueva York) decidió desinvertir en ese emprendimiento mexicano, luego de 19 años de operaciones ininterrumpidas. Sus primeras dos sucursales abrieron en el verano del 2005 en Ciudad Juárez y una década después operaban un centenar de oficinas en 40 ciudades medias en 20 estados de la República Mexicana.

En el reporte correspondiente al primer trimestre del 2020, la corporación de Carolina de Sur descontaba al menos 13.7 millones de dólares por pérdidas probables, asociadas con la investigación de la Securities and Exchange Commission de Estados Unidos, por violaciones a la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA por sus siglas en inglés). Esa cifra podría alcanzar los 21.7 millones de dólares al cierre del año fiscal.

La historia llegó a las primeras planas de los diarios nacionales, por la probable implicación de funcionarios de los dos gobiernos federales anteriores, más que por la afectación a los burócratas y jubilados por los descuentos sobre nóminas. Apenas si trascendió que en el entramado participaron líderes magisteriales y no hubo referencias directas a García Sada, ni en la prensa regiomontana.

Las operaciones de WAC en México tuvieron un boom en el 2010, en Coahuila. Entonces el priista Humberto Moreira Valdés gobernaba la entidad y su hermano Carlos era secretario general de la sección 38 del SNTE.

A mediados del 2017, los directivos de la WRDL reportaron a la autoridad estadounidense que sus socios mexicanos –Grupo GarSa– habían entregado sobornos a líderes sindicales y oficiales gubernamentales en distintas entidades mexicanas, para acceder a sus potenciales clientes. Las coimas –reveló la SEC– rebasaron los 4 millones de dólares y se entregaron desde diciembre 2010.

Cuando se descubrieron las primeras evidencias, los socios mexicanos de WAC buscaban convertirse en una financiera de alcance nacional y manejaba un portafolio de servicios de ahorro e inversión. Para evitar un juicio penal, WRDL aceptó colaborar con la SEC en la identificación de los responsables de la acción fraudulenta y enfrentar las sanciones del regulador. “WAC México pagó los sobornos de diversas formas, incluso depositando dinero en cuentas bancarias vinculadas a los funcionarios y contratando a un intermediario para distribuir grandes bolsas de efectivo entre los funcionarios”, relevó el regulador estadounidense.

Sin admitir o negar los hallazgos de la SEC, World Acceptance Corporation aceptó pagar 17.8 millones de dólares como restitución del daño, más otros 2 millones de multa por la falta de control en sus registros contables y otros 2 millones de intereses.

Con un monto mínimo de 3 mil pesos –y hasta 100 mil pesos–, pagos mensuales y una tasa de interés mensual de 114.4 por ciento prestaba WAC de México, a personas que necesiten una solvencia rápida para gastos personales, ya fuera la adquisición de refacciones automotrices, renta de inmuebles, o el libre esparcimiento. “El fácil acceso de estos créditos beneficia a las personas y los préstamos se ofrecen a nivel nacional”, presumían los promotores de estos créditos entre profesores, trabajadores del sector salud y burócratas estatales.

Efectos secundarios

DESINFORMADOSMagaly López Domínguez es diputada al Congreso de Oaxaca, por Morena, ha presidido la Comisión Permanente y ha ganado notoriedad recientemente por sustentar la iniciativa que terminó por prohibir la venta de alimentos industrializados y bebidas azucaradas a menores de edad en aquella entidad. Y más recientemente, por haber exentado –en sus redes sociales– a los dulces regionales, los panes, el tejate, las tlayudas, los bolis, las nieves, los chicharrones elaborados por la señora de la esquina  y cualquier otro producto que no sea empaquetado, del cumplimiento de las nuevas disposiciones… ¿por no tener etiquetado? ¿O porque son light?

Por Alberto Aguirre

  1. ¿Precios controlados?

    El reclamo del sindicato patronal por la propuesta gubernamental de reducir las comisiones que cobran las Administradoras de Fondos para el Retiro coincide con un litigio entre el SAT y la minera canadiense First Majestic

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad