Reino Unido marca récord de 183 mil 37 contagios diarios por COVID-19
Foto de EFE

El Reino Unido registró en las últimas 24 horas el récord de 183 mil 37 contagios de COVID-19, impulsados por la variante ómicron, con un total de 57 muertes, un 34.1 por ciento menos que hace una semana, indican los datos difundidos este miércoles por el ministerio de Sanidad.

Los contagios se incrementaron un 41.4 por ciento respecto a los últimos siete días, mientras que las mil 213 hospitalizaciones diarias computadas por última vez el 21 de diciembre suponen un aumento del 13.2 por ciento.

Un 82.3 por ciento de la población mayor de 12 años ha recibido la pauta completa de vacunación de dos dosis, y un 57.5 por ciento se ha puesto la dosis de refuerzo, señaló el ministerio.

El primer ministro británico, Boris Johnson, admitió que la variante ómicron sigue causando “problemas reales” en los hospitales del Reino Unido, pero no contempla de momento imponer nuevas restricciones en Inglaterra -la región más poblada-, donde ya es obligatoria la mascarilla en el transporte y lugares cerrados y presentar un certificado covid para grandes eventos.

Los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, en cambio, han limitado la cantidad de personas que se pueden reunir en espacios interiores y establecido medidas de distancia personal en cines o teatros.

Inglaterra sufre una escasez de pruebas de antígenos, mientras que el Ejecutivo escocés ha admitido por su parte una falta de capacidad para efectuar y procesar rápido tests PCR, ante el aumento de los casos de COVID-19.

En el caso de los antígenos, el incremento de la demanda se debe a que el Gobierno británico permite ahora reducir el periodo de cuarentena por contagio en Inglaterra de diez a siete días, si las personas dan negativo en uno de esos tests en las jornadas sexta y séptima de confinamiento.

Las pruebas de antígenos también se utilizan para evitar tener que aislarse cuando una persona en la casa da positivo; comprobar la presencia del virus en los colegios o antes de visitar a familiares o amigos.

Con información de EFE