Condenado a cadena perpetua pide liberación tras ‘morir’ por intoxicación

Condenado a cadena perpetua pide liberación tras ‘morir’ por intoxicación - Penitenciaría Estatal de Iowa. Foto de KCRG
Penitenciaría Estatal de Iowa. Foto de KCRG

Un condenado a cadena perpetua solicitó su liberación bajo el argumento de que su corazón se detuvo al sufrir una intoxicación séptica

Un recluso de la Penitenciaría Estatal de Iowa, sentenciado a cadena perpetua, solicitó su liberación al argumentar que cumplió su condena hace cuatro años, cuando ‘murió‘ por una intoxicación.

Benjamin Schreiber fue condenado en 1997 por el asesinato de John Dale Terry, luego de conspirar con la novia de este.

Después de matarlo a golpes con el mango de madera de un pico, Schreiber abandonó el cadáver de su víctima cerca de un remolque.

Casi veinte años después encarcelado, el sentenciado sufrió una grave intoxicación séptica en 2015, luego de padecer cálculos renales.

El 30 de marzo de 2015, Benjamin Schreiber cayó inconsciente y fue llevado de emergencia al hospital, donde los médicos lo resucitaron con adrenalina y epinefrina.

Una vez recuperado, el hombre solicitó en abril de 2018 su liberación, alegando que yacía recluido de manera ilegal, ya que en su emergencia médica su corazón se había detenido, y ello lo había hecho ‘morir’.

Pero un juez del Tribunal de Distrito desestimó la petición al considerarla “poco convincente y sin mérito”, a pesar de su originalidad.

Sin darse por vencido, Schreiber pretendió impugnar con el hecho de que los médicos violaron su derecho de no ser resucitado y que su hermano solo consintió en darle medicamentos para aliviar su dolor.

El panel de la corte de apelaciones se negó a abordar la legalidad de su resucitación dado que un tribunal de primera instancia aún no se pronuncia al respecto.

Mientras tanto, el hombre permanece encarcelado.

Con información de The Washington Post

Benjamin Schreibercadena perpetuaiowaliberación

Menú de accesibilidad