Rafael-Cardona

Rafael CardonaEl Cristalazo

El desmesurado ridículo

Con un presidente legítimo que amenaza tomar la Bastilla y luego se queda en la mera orilla, mientras la chusma lo toma  chunga, y otro peor, aterido en la congeladora de su falta de visión.  

Morena, el bronce fugitivo y Sonora

Uno se proclama con toda la originalidad imitativa del caso, “presidente legítimo” y se apresta al abordaje del edificio del Partido; el otro hace campaña por sus candidatos en Hidalgo

Los Nobel, la ciencia y el cubrebocas

Molina decía: debemos apostar al conocimiento. El científico tiene como obligación advertir condiciones probadas; los demás, llevar acciones a cabo para reorientar acciones públicas

El dedo, el atole y la salud

Todo mundo le ha visto la cara al pueblo y el pueblo siempre premia a quien mejor lo engaña. Primero el voto, luego el devoto

Un negocio de 68 mil millones

Así se fueron a pique fondos destinados a víctimas del crimen y las violaciones de Derechos Humanos; investigadores, mecanismos de protección a periodistas (los cuales en verdad servían para poco), cineastas y una variedad muy notable (109 rubros), de creadores, estudiosos e intelectuales

El archipiélago del descontento

La protesta femenina no tiene fin. Tampoco el desprecio hacia el asunto. Pero nada de eso perturba la siesta de la secretaria Sánchez Cordero

La Suprema Genuflexa de Justicia

Pero la corte nada habría ganado si hubiera actuado con apego al derecho. De todos modos las cosas iban a cambiar

El vandalismo tolerado; el complot

En este sólo queda el espacio del desastre urbano, como ayer y como hace varios días

Los límites de la adulación sin límites

Un texto de singular obsequiosidad hacia el Ejecutivo y en contra de sus malquerientes, escrito por el senador Héctor Vasconcelos

Censura, desmesura y advertencias

Posiblemente en sus ratos libres, cuando termine de jugar a la búsqueda de la verdad no histórica, el señor subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas,  pueda buscar algunas acepciones de la palabra censura, extraviadas del diccionario de su jefe y amigo, el Señor Presidente de la República.

El Instituto Alí Babá y la SCJN

El instituto de este gobierno y de este presidente, construido ex profeso para darle curso a su cantilena anticorrupción, es una cueva de “Alí Baba y las 40 Transformaciones"

Chucho “El Roto” se torna Chucho “El Rata”

La renuncia de Jaime Cárdenas, a los cien napoleónicos días de su encargo y tirada de arpa, fue interpretado, a pesar de su texto de dimisión, como una muestra de fatiga

¿’Quiquín’ o un nuevo Ricardo Anaya?

Ricardo Anaya anuncia ahora su regreso a la política militante. Si lo hace únicamente con el perturbado e inconexo Partido Acción Nacional, sus pasos irán nuevamente a la derrota

Menú de accesibilidad