norma-meraz-4

Norma Meraz¡Digamos la verdad!

La afición por el poder

No cabe duda que el dominio y jurisdicción que uno tiene para mandar o ejecutar órdenes sobre otros es el apetito natural del hombre

El cuarto de siglo del EZLN

Justo hace dos días se cumplieron 25 años del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas

Los errores de la prisa

No llevamos ni treinta días del nuevo gobierno y ya empezamos a contabilizar los tropiezos

Malabarismos de la democracia

En México el ambiente político sacude el tradicional clima de conformidad entre los tres poderes de la unión

Desde el ombligo de la luna

En México estamos de estreno . Un nuevo régimen, con un nuevo Presidente de la República, señala Norma Meraz

La nostalgia y la emoción

Mientras unos derraman lágrimas al ser alcanzados por las notas de Las Golondrinas, otros, eufóricos, se aprestan a colocarse en sus marcas para el tiro de salida el próximo sábado uno de diciembre

Perdón y compromiso

Perdón a los que robaron y compromiso de ajusticiar a los que roben a partir a partir del uno de diciembre de 2018 ha sentenciado el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador

El buen fin

Con gran interés se espera cada año, la llegada del Buen Fin

Populismo: Fantasma de la Democracia

Si bien estamos familiarizados con los términos populismo y democracia, ambos se asocian con en el contenido la palabra pueblo está en ambos

¿Cuánto cuesta morirse?

Dados los tiempos difíciles que corren, los gastos de un funeral resultan bastante onerosos.

El avión que no aterriza

Hoy despegó el avión llamado “consulta ciudadana". La confusión y la incertidumbre invaden el aire que hoy respiramos en México

Una decisión de 100 mil millones de pesos

La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México solo podrá tomarse cuando entre en funciones el nuevo gobierno

Y los 700 periodistas “¿protegidos?”, sin protección

Hoy, en México, el “supuesto derecho a expresar libremente las ideas y a ejercer en libertad el periodismo“ ha llevado a que, por un lado, el gobierno coopte a muchos de los comunicadores y a no pocos medios de difusión (prensa, radio y TV) a acatar la línea editorial que le beneficie y, por otra parte, a la exposición de los periodistas al alto riesgo que significa cubrir información que descobije a los malos funcionarios o que denuncie hechos como la operación de los grupos delincuenciales.