EnriqueOrtiz

Enrique Ortiz GarcíaTlahtoani Cuauhtemoc

Una crónica de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

Pocos personas se detienen a admirar la impresionante obra de arquitectura que representa la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

Los rituales mortuorios entre los mexicas

Todas las culturas se han preocupado por preparar a sus seres queridos para su viaje final; los mexicas, mal llamados aztecas, no eran la excepción

La madre de los dioses, Coatlicue: historia y simbolismo

Descubierta en 1790, la estatua de Coatlicue representa la tierra que da vida y que la demanda, así como la fertilidad de la misma

Tlatelolco, ¿el lugar de las tragedias?

Tlatelolco, un lugar donde se conjunta una gran cantidad de historia y cultura de la Ciudad de México, está marcado por la tragedia

La vida después de la muerte entre los mexicas

Los mexicanos tenemos una visión muy complejo de la muerte, que se remonta a la época prehispánica

Curanderos, magos y hechiceros entre los mexicas

En todas las sociedades humanas la magia ha estado presente para explicar fenómenos naturales, paranormales o religiosos

Lambrines, Cristos y Arzobispos: la primitiva catedral de la Ciudad de México

Aunque todo mundo conoce la actual catedral que se impone en el centro de la Ciudad de México, pocos conocen que hubo una anterior

¿Quién fue Miguel Hidalgo?

Aunque mucho se ha escrito sobre el padre de la patria, pocas veces se habla de su persona, de sus afecciones e incluso de su apariencia

Condes, fiestas taurinas y dragones: El Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya

La Ciudad de México por muchos siglos fue la ciudad más poblada del continente americano, eso sin mencionar que también fue la más importante, principalmente por ser la capital del virreinato de la Nueva España y  ser una parada casi forzada para llegar al virreinato del Perú. A ella llegaron las familias más encumbradas y nobles de lo que ahora podemos definir como España. Cada una de estas familias utilizó la mano de obra nativa y de esclavos traídos de África para construir fastuosos palacios y mansiones  dentro de los límites de la capital del virreinato. Entre estas familias que llegaron durante los primeros años después de la caída de Tenochtitlán se encontraba el exgobernador de Isla Fernandina, actualmente conocida como Cuba. Era un familiar de Hernán Cortés, su primo para ser más exactos. El conquistador lo mandó llamar para que lo apoyara en sus temas legales, como consejero, veedor  y albacea de sus bienes. En aquellos años, lo más que necesitaba el conquistador extremeño eran hombres de confianza que lo apoyaran a mantener el orden en los territorios conquistados y para serenar los ánimos y demandas de los antiguos compañeros y los recién llegados europeos.

El joven Motecuhzoma

“De buena estatura y bien proporcionado, y cenceño y pocas carnes, y el color no muy moreno sino propio  color y matiz de indio, y traía los cabellos no muy largos, sino cuanto le cubrían las orejas, y pocas barbas, prietas y bien puestas y ralas, y el rostro algo largo y alegre, y los ojos de buena manera, y mostraba en su persona, en el mirar por un cabo amor y cuando era menester, gravedad; era muy pulido y limpio; bañábase cada día una vez a la tarde.“

De dominicos, inquisidores y muralistas

Uno de los lugares que causaba mayor terror en la Ciudad de México fue el Palacio del Santo Oficio

La última victoria de los mexicas

Sabían que se enfrentaban a más de 600 europeos aliados a un contigente de más de 30 mil indígenas incluyendo los que voluntariamente se integraron a los recién llegados