carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

La descarga de Silvano Aureoles

Mediante intimidaciones, aseguró, la delincuencia obligó a la mayoría de sus paisanos a votar por quien lo sucederá en la gubernatura de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, debido a que “ellos lo pusieron…”.

Hacia la tramposa consulta “popular”

El engaño es doble: para aplicar la ley no se requiere la “opinión ciudadana” y el promotor de la idea y más interesado, Andrés Manuel López Obrador, no tiene como objetivos a vagos “actores políticos”

Se antoja más la lista completa

Borbotón de datos inútiles desde que el ex procurador Ricardo Sheffield hacía su patético papelazo en el estéril quién es quién de los combustibles fósiles que para nada sirve

Tenochtitland, regazón del DJ

En vez de reclamarle al jefe de prensa y videoclips Jesús Ramírez, por haberle dado acceso al imaginativo colado, o de solicitar asistencia psiquiátrica para el pobre hombre, López Obrador se comprometió

Un país ayuno de talentos

Parafraseando la frase atribuida a Porfirio Díaz, pobre México, tan lejos de Dios y tan ayuno de aptos

“Filtraciones” y reporteo

Mal hacen los machuchones en confundir auténticos reporteros con los cortesanos de Palacio, esos lambiscones-coladera que son usados en las mañaneras como dizque “periodistas” para darles a leer elogios y hacer preguntas anodinas

Lo “nuevo” es… ¡la “verdad histórica”!

Ese normalista fue el segundo que reconoció el laboratorio de la Universidad de Innsbruck (Austria). El primero fue Alexander Mora Venancio.

Pinches aspiracionistas

Aspirante se le dice a quien ambiciona un cargo de elección o un empleo hasta “de lo que sea”; ingresar a una escuela o facultad para cursar una carrera; ascender, digamos, en la famosa “escala social”

¿Un soldado en cada policía te dio…?

De prosperar la insensatez, morirá la posibilidad de que la más aparatosa policía de México se subordine a un mando civil

Tirando al violínle darán al violón

La provocación empezó cuando un diputado lacayo de la 4T, a quien los contribuyentes mantenemos como supuesto militante del mercachifles Partido Verde Ecologista, coló a última hora en San Lázaro el abusivo remiendo “legal” (la ley fue ya promulgada), pero aviesamente inconstitucional

Un atajo idóneo para Zaldívar

A los ministros les demanda que “por ningún motivo” avalen un atentado contra el estado de Derecho, la Carta Magna y la autonomía del tribunal constitucional

A los cocineros no se les insulta

La despreciativa idea que AMLO tiene de los restantes diez ministros, además de arteramente ofensiva, es impertinente y contraproducente

Inverosímil “felicidad” y final de pastelazo

Para el Presidente, lo sucedido en Ciudad de México responde a esa runfla de ingratos porque “aquí hay más bombardeo de medios de información, aquí es donde se resiente más la guerra sucia, aquí es donde se puede leer la revista esta del Reino Unido, The Economist, o sea, aquí está todo

Menú de accesibilidad