carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Rosario Piedra se descalifica

Las escuetas preguntas de Fernando del Collado y las escuetas respuestas de Rosario Piedra Ibarra delinean el deprimente retrato de la inexplicable presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos

En texto sí, ¿pero en fotos no?

Por desagradables que sean, las fotografías de una víctima ilustran la narración periodística en publicaciones dirigidas a públicos que gustan de la nota roja. Repugnantes o “de mal gusto” aportan información, tarea que explica y justifica la existencia de periódicos en todo el mundo.

Un ilusorio “pacto de silencio”

Los delincuentes se dijeron inocentes y torturados. Les mintieron.Un gravísimo ejemplo de las consecuencias de creer el cuento fue la liberación de Gildardo López Astudillo

En vez de quejarse, que den las gracias

La ratificación de Edmundo Jacobo Molina fue votada con ocho a favor y tres en contra de los 11 integrantes del Consejo General y avalada por cinco de seis representantes de partidos políticos.

En defensa propia

No sorprende la nueva embestida contra el Instituto Nacional Electoral en la persona de su consejero presidente, Lorenzo Córdova, ahora con el pretexto de que ratificó en su cargo de secretario ejecutivo de la institución a Edmundo Jacobo Molina, lo cual, simple y sencillamente, está entre sus atribuciones de ley.

¿Dónde está Gildo?

A la serie de pifias de la CNDH con Rosario Piedra, se suma la designación y, al parecer, prudente recule, del encargado de atender agravios contra periodistas

El secretario apenas se enteró

Impensable que a los secretarios federales de Salud del “periodo neoliberal” les hubiera sucedido lo que al actual

‘Jaque a puentes’, pésima jugada

La turística no es la única industria que resultará afectada si desaparecen los canijos puentes

Del presidencial solo darán ‘el avión’

En el Congreso alistan una ley a modo y, como sugirió el presidente López Obrador, la Lotería Nacional bien puede sortear el avión presidencial

¿Con quiénes “negocia” la UNAM?

Contra el prejuicio obvio y a veces fundado, lo que está sucediendo no parece tener más titiriteros que los pancheros que suelen enquistarse en los planteles y pretextan lo que sea con tal de protagonizar un falso 68

Los apuros de Gertz y Encinas

El cierre de la oficina especial (oficializado la semana pasada), que por la relevancia del crimen había creado la institución autónoma del Estado mexicano, quedaría en el anecdotario

Crea la CNDH una oficina de ilusiones

Rosario Piedra se pasa de ingenua: cree que desapareciendo la Oficina Especial para el Caso Iguala borrará sus acuciosos y valiosos resultados

Menú de accesibilidad