carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

¿Y Puebla por qué?

Conmueve que Esteban Moctezuma no despachará en el magnífico edificio de Miguel Tolsá donde ejerció su apostolado el primer secretario de Educación del siglo XX, José Vasconcelos.

Fiscal autónomo… pero desvalido

La designación del fiscal general de la nación ha de pasar, necesariamente, por la reflexión de si tendrá o no una policía investigadora (en Latinoamérica solo Colombia cuenta con un equipo reducido para casos relevantes).

¿Transferencia de responsabilidades?

Nadie patalea contra un fiscal independiente, pero esta cualidad no se la da el que sea nombrado por la sociedad civil.

La disputa por la fiscalía general

Organizaciones no gubernamentales quieren decidir quién será fiscal general

Cuando desacatar tiene sentido

De lo que el gobierno de AMLO hará con miras a la pacificación y que anuncié ayer, mejor léase lo que dice Loretta Ortiz

Límites de la amnistía

Expertos y víctimas participarán en foros de los que saldrá el proyecto de una ley de amnistía que discutirá y aprobará el Congreso.

Al menos ya lo piensa

Lo anticipó antier en El asalto... de tv la próxima titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero: AMLO ya piensa en su seguridad luego de que el tema lo sacó Enrique Peña Nieto en el encuentro del martes en Palacio.

Un gobierno sin ojos

Ningún gobierno sensato (ni los más democráticos y populares) se priva de un órgano de inteligencia civil que le aporte información relevante.

No es López Obrador, sino la envestidura

Quizá porque a Benito Juárez lo cuidó un grupito de militares (a Maximiliano un Gabinete Personal de Su Alteza), Andrés Manuel López Obrador necea con prescindir del Estado Mayor Presidencial.

La tercera fue la vencida

Persistente desde hace 18 años en que se propuso alcanzar la Presidencia, en su tercer intento se alzó con una inatacable victoria

La reinvención de México

Fox acababa de ser electo Presidente y Marta Sahagún convocó a un grupo de periodistas a desayunar con él para que nos hablara de lo que sería su gobierno.

Obsceno atraco de la partidocracia

En su ávida búsqueda de poder, los partidos políticos cometen una gran variedad de fechorías, una de las más agraviantes la de imponer su abominable propaganda en los medios electrónicos.