carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Tres (o cuatro) en uno

Alfonso Durazo aglutinará en su dependencia la Seguridad Pública, la Seguridad Nacional y la Seguridad Interior, con un Cisen disminuido

Sin carrera, pero con cartera

Quienes estudian una profesión obtienen certificados y títulos que frecuentemente no bastan para conseguir el empleo en que puedan aplicar su aprendizaje, y no son raros los casos de abogados, médicos, ingenieros y licenciados en otras disciplinas que, por falta de oportunidades o circunstancias, terminan desempeñando modestas actividades ajenas a lo que aprendieron.

¡Aguas!

Una de las mejores puntadas de mi amigo ex gobernador priista de Tlaxcala, ex compañero de páginas y hoy senador morenista, Antonio Álvarez Lima, fue motivada por la falla en los trabajos del Cutzamala y el desabasto de agua en el Valle de México.

Pasa todo, pero “no pasa nada”

En el sitio preciso de Texcoco donde se gestaba el abortado nuevo aeropuerto estaban los escombros de lo que el terremoto de 1985 destruyó. Hubo que limpiar, nivelar y consolidar el terreno para levantar lo que, según los responsables, llegó a significar la tercera parte de un proyecto de calidad mundial.

Absurdo salario presidencial

A partir hoy, martes 6 de noviembre de 2018, entra en vigor y por desgracia la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución.

Estrategia que no admite “consulta”

El viernes reciente de Muertos, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, a través de su agencia antinarcóticos (la DEA), publicó en su Informe Nacional sobre Amenazas de Drogas 2018 que, si bien el cártel de Sinaloa continúa su expansión en ese país y a pesar de estar ya bajo proceso Joaquín El Chapo Guzmán, este hombre y su agrupación sostienen una férrea competencia con el avasallante grupo criminal Jalisco Nueva Generación, que encabeza el señor Nemesio Oseguera.

El NAIM para lectores

El lector Fernando Lira me pide no ser "tan agresivo", pero no dice el tema ni explica la razón de su escueta sugerencia.

El lago de los chismes

"¡Lago sí, aeropuerto no"!, gritaban en mítines y marchas los falsarios que tomaron el pelo a mucha gente con el cuento de que peligraban los patos que concurren al recipiente artificial de aguas residuales que tiene a su cargo la Comisión Nacional del Agua: el Nabor Carrillo.

Una mentira tras otra

Me reprocha el presidente de la Fundación Rosenblueth comparar la destrucción de "una estatua de Buda en Siria" (en realidad los Budas gigantes de Afganistán) con la consulta sobre el NAIM. Falso: lo equiparado fue su demolición, como sucederá con lo hecho en la obra condenada a muerte.

La física del delirio

Contra las opiniones de la institución de estudios aéreos en que se basan las aerolíneas y el gobierno estadunidenses para vuelos nacionales e internacionales, de las compañías y pilotos que viajan a México, de los mejores ingenieros mexicanos y del sentido común, se impuso el criterio de quien ayer acompañó al Presidente electo: José María Riobóo, autor de la máxima “Los aviones no pueden chocar, y no pueden chocar porque automáticamente se repelen…”.

La barbarie se abre paso

A lo que lleva construido el nuevo aeropuerto en Texcoco le depara lo mismo que a los budas gigantes de Afganistán, al templo de Baalshamin en Siria o al museo de Mosul en Irak: su demolición.

Donde el aeropuerto ya es lo de menos

Ayer empezó el alumbramiento de una grotesca, prolongada y fraudulenta “consulta popular” sobre cuyo desconfiable resultado Andrés Manuel López Obrador decidirá si continúa en Texcoco la obra del nuevo aeropuerto internacional que tanto abomina, o si se parchan los de Santa Lucía, Toluca y Benito Juárez, como apetece su contratista de confianza, José María Riobóo.

Tramposo, tardío y oneroso estudio

La necedad en matar el nuevo aeropuerto en Texcoco llevó al futuro titular de Comunicaciones a esgrimir un argumento en apariencia sólido y en esencia marrullero para hacer creer que lo importante solo es la factibilidad de vuelos simultáneos (inclusive más de los que ahora se efectúan) en un remendado militar de Santa Lucía y el decrépito Benito Juárez.