carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

El judicial no es un poder sexenal

El coordinador de la bancada morenista en el Senado, Ricardo Monreal, patina con el cuento de que “un gran número de funcionarios” del Poder Judicial tiene “una gama de ingresos y beneficios”.

Ni una piedra ni una coma

Enfurecido por el atentado en mayo del 42 que cobró la vida del comandante de la ocupación de Checoslovaquia, Reinhard Heydrich (alto dirigente de las SS), Hitler designó gobernador de Bohemia al carnicero Kurt Daluege, con la orden de dar con los conspiradores y cobrar venganza con sus protectores.

Un acuerdo de barbarie

Lo de que la cabra tira al monte queda justo a los diputados federales de la coalición de partidos ganadora.

Tres perlas de ética política

En alto contraste con la actualización de la cartilla de Alfonso Reyes que AMLO quiere se llame Constitución moral, prominentes activistas de la coalición que arrasó en las elecciones no se comportan con decoro.

¿A debate si dos y dos son cuatro?

Insensato, absurdo, inútil, pueril, tomar en serio la discusión sobre si el NAIM debe o no estar en Texcoco, a sabiendas de que las más prestigiadas firmas personales, morales, gremiales y técnicas, nacionales e internacionales, así lo consideran.

“Porril” también ir contra el rector

En las peticiones estudiantiles de la UNAM sobresalta la única que ni al caso viene: que renuncie el rector Enrique Graue, planteada por minorías de acelerados de nivel medio superior y una que otra de licenciatura.

Paternidad genéticamente probada

Absurdo suponer que AMLO ganó porque varios miles de damnificados votaron por él incentivados por el dinero (dos mil y pico de pesos por cabeza) que recibieron del fideicomiso de Morena.

Tremendo y sospechoso fallo

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tenía cuatro alternativas para juzgar lo del fideicomiso para damnificados que Morena negó fuera asunto del partido:

Tampoco el Tribunal hizo la tarea

La apretada resolución (cuatro a tres) para que El Bronco figurara en las boletas dejó bajo sospecha al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Si no fue así, ¿entonces cómo?

El Equipo Argentino de Antropología Forense afirma que no hay suficiente evidencia para sustentar lo dicho por Enrique Peña Nieto, en el sentido de que la dichosa “verdad histórica” (en realidad jurídica) es esencialmente correcta: los 43 fueron asesinados y sus cuerpos quemados hasta quedar carbonizados por un grupo criminal.

Convencido de la “verdad histórica”

En temerario promo sobre su sexto y último Informe, Enrique Peña Nieto dijo estar convencido “de que, lamentablemente, pasó justamente lo que la investigación arrojó”: que la PGR aportó “evidencias claras y contundentes” de que los 43 fueron “incinerados por un grupo delincuencial en Guerrero…”.