La 4T, todo a una elección