El equipo italiano celebra en Roma la victoria de la Eurocopa