Foto de npr.org

Florida decreta cuarentena para viajeros procedentes de África occidental

La orden fue emitida como medida preventiva para el personal médico que preste sus servicios en África


El gobernador de Florida, Rick Scott, emitió una orden ejecutiva que obliga a las personas que lleguen a esta entidad procedentes de Guinea, Liberia y Sierra Leona, someterse dos veces por día a una evaluación para detectar casos de ébola.

Sin embargo, no está aún claro cómo los funcionarios de salud de Florida harán cumplir la orden del gobernador, que incluye además la toma de temperatura a lo largo de tres semanas.

La medida se emite luego de que los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey e Illinois anunciaron cuarentenas obligatorias de 21 días para los trabajadores de la salud que arriben a Estados Unidos luego de atender a pacientes de ébola en África Occidental.

El Departamento de Salud de Florida informó que identificó a cuatro personas que arribaron a esa entidad procedente de alguno de los países afectados por el virus, pero ninguno ha sido confirmado hasta ahora.

“Nos estamos moviendo rápidamente para exigir a los cuatro individuos que ya han regresado a Florida, y a cualquiera que vuelva en el futuro a Florida desde el área de ébola, participar en evaluaciones regulares de salud con el personal del DOH (Departamento de Salud), dijo Scott en un comunicado, emitido la víspera.

“Estamos contentos de que no tenemos un caso de ébola en Florida, pero vamos a seguir haciendo todo lo posible para asegurarnos de que nunca lo tengamos”, indicó.

Las cuarentenas obligatorias impuestas en Nueva York, Nueva Jersey e Illinois están siendo duramente criticadas por organizaciones humanitarias como Médicos Sin Fronteras.

Kaci Hickox, una enfermera que fue puesta en cuarentena obligatoria el pasado viernes tras llegar al aeropuerto internacional de Newark, en Nueva Jersey, luego atender a pacientes con ébola en Sierra Leona, criticó duramente la forma que está siendo tratada.

Hickox, integrante de Médicos sin Fronteras, es una de las primeras enfermeras que regresa a Estados Unidos a la que se le aplica la orden de guardar 21 días de cuarentena obligatoria decretada este viernes por el gobernador de Nueva Jersey.

La enfermera declaró este domingo a la cadena de televisión CNN la “reacción instintiva de los políticos” al ébola, al “poner en cuarentena a alguien sin un mejor plan en marcha, sin más previsión, es sólo absurda”.

Hickox ha dado negativo en dos ocasiones y no tiene ningún síntoma de la enfermedad. “Esto es un extremo, es realmente inaceptable (…) mis derechos humanos básicos están siendo violados”, dijo.

Con información de Notimex.