PABLO TORRES

Un año de pequeñas tareas

Un año de pequeñas tareas


Ser productivo no va peleado con ser divertido. Comienza un año en el que todos queremos hacer cosas diferentes, cosas nuevas, en muchos casos, queremos hacer lo que no hicimos y en otros queremos lograr nuevas cosas.

Cada año viene lleno de propósitos y metas, la mayoría de estos son grandes, lo cual es buenísimo, pero a veces complicado y no se llegan a cumplir. Es por eso que tenemos que tener una actitud y simpleza para poder llegar cumplirlos, simplicidad en definir cuáles son los pequeños pasos que nos llevarán a cumplir las grandes metas, no abrumarnos y así no descuidar los demás proyectos de vida y profesionales que tenemos. Es decir, hacer cosas fáciles que hagan fácil las cosas.

Todos esos pequeños pasos son tareas que en conjunto nos moldean día a día para demostrarnos quiénes somos, qué queremos y qué es lo que estamos logrando. Te comparto algunas de estas tareas que pueden ayudarte a terminar el año satisfecho de haber llevado a cabo todo lo que te propusiste.

Dividir proyectos en pequeñas tareas

Todos los proyectos y metas tienen un principio y un final, definir los pasos e ir uno por uno nos pueden llevar de mejor forma a la conclusión de objetivos. Crear pequeñas tareas que hagan mucho por cada uno de estos proyectos evitará abrumarnos y ser más directos en llegar a la meta.

Ej.

Objetivo: Ser el mejor vendedor

Tareas:

Estudiar y conocer bien cada producto

Prospectar y definir a qué clientes voy a buscar

Contactar a cliente x

Contactar a cliente y

Seguimiento a cliente x

Seguimiento a cliente y

 

Olvídate de las fechas de pago

Seguramente te ha pasado, como a mí todavía hace algunos años, olvidar las fechas de pago de las tarjetas y créditos y siempre tener que pagar una comisión; algo que pone muy de malas. Crear tareas que nos recuerden las fechas de pago nos puede alivianar muchísimo. Es importante darles un recordatorio con 2 o más días de anticipación al pago, yo sé lo que te digo.

Ej. Pagar tarjeta “x” los 21 de cada mes

 

Pequeñas tareas que nos hagan sentir mejor

Si bien no hay que llenarnos de estas tareas o invertirles tiempo de más, es gratificante para el cerebro y la autoestima tachar tareas que logremos a diario. Esto significa una especie de premio para nosotros. Darnos esos pequeños premios puede mejorar nuestro “mood” en el día y hacernos sentir poderosos para todas las demás tareas.

Pasear al perro todos los días

Leer 20 minutos

Despertarme temprano

Ahorrar “x” cantidad

 

Tareas fáciles para ponerlo fácil

Tareas que deberíamos de aplicar más seguido. Una tarea fácil que nos ayude a cumplir los grandes objetivos es definir prioridades, algo que nos simplificará lo demás. O, también se podría tomar como recordar cosas que si no llegáramos a hacer podrían afectarnos e invertir tiempo en resolverlas, y recuerda que el tiempo es lo más valioso que tenemos en estos casos.

 

Ej.

Revisar periódicamente el status de suscripciones en línea

(así evitamos perder tiempo en cancelar pagos)

Revisar inventarios cada mes

(Evitarnos sorpresas de sobrevender productos)

Escribir o enviar un email a “x” persona

Preparar y revisar impuestos semanalmente

 

Existen varias aplicaciones y métodos para hacer o crear tareas e ir recibiendo recordatorios. Todoist ha sido una de las herramientas que más me han acomodado por la sencillez y, sobre todo, por la facilidad para agregar tareas repetitivas, así como por su forma de motivar con estadísticas y tendencias de los logros, diarios y mensuales, que hacen sentir bien.

Tal vez esto no te resuelva el año, pero estoy muy seguro que te ayudará a ponerlo a modo para hacerte la vida y los objetivos más fáciles.