CARLOS MARÍN

Sañosa ingratitud

Sañosa ingratitud


Lo que me dijo en El asalto… de MILENIO Televisión Vidulfo Rosales (quien con el CDH Miguel Agustín Pro representa a los padres de Los 43) coloca la protesta contra Tomás Zerón en una narrativa diferente a la que deudos y agrupaciones afines vienen proclamando.

Si el reclamo era la supuesta “siembra” de los restos hallados en el río San Juan y la opinión del abogado es que realmente se trató de una irregularidad, ¿por qué se demanda un castigo tan injusto y sañoso como ingrato?

El control de la averiguación lo tenía (y tiene) el MP. Esto quiere decir que no pudo Zerón, por sus pistolas, llevar al río a un detenido que estaba bajo custodia de otra autoridad.

Zerón se limitó a hacer… lo que haría un jefe policial.

La sevicia en su contra se explica con lo declarado a Ciro Gómez Leyva la semana pasada por Mario Patrón, director del Pro: “La intención de los padres al demandar la salida de Tomás Zerón ha sido justo blindar la investigación de cualquier sesgo confirmatorio de la teoría del caso”.

O sea, pues: a como dé lugar, combatir la incómoda “verdad histórica…”.

cmarin@milenio.com