MANUEL AJENJO

Manlio: El Chapulín Colorado

Manlio: El Chapulín Colorado


Las cosas no van bien del todo. Si se me apura un poco, diré que andan medio mal. Pero si se me carrerea, expresaré que están de la chingada. Aunque lo podrido viene de lejanos tiempos, se acrecentó cuando la sangre derramada en Tlataya y Ayotzinapa se mezcló con los ladrillos, el cemento y los finos materiales de las residencias de difícil convencimiento sobre su traslúcida adquisición. Esto generó un mazacote de fétido aroma, mismo que para acabarla de oler —mal-, se enturbió con el agua estancada de la devaluación del peso, el engrudo hecho bolas del fracaso de la primera ronda petrolera y los hedores miasmáticos emanados del túnel por el que escapó El Chapo.

A pesar del panorama nublado, los tiempos políticos tienen que cumplirse y el próximo 20 de agosto, a más tardar, el Partido Revolucionario Institucional, debe presentar a la sociedad mexicana a su nueva dirigencia, de la cual lo que más interesa es quién será el presidente del Comité Ejecutivo Nacional.

Aquí hice un alto en la escritura de lo que usted lee para escuchar la mesa de discusión política que se lleva a cabo en el noticiero radiofónico de Joaquín López Dóriga los miércoles. El encuentro se da entre el titular del programa, el respetable periodista don José Fonseca, el siempre enterado Roy Campos, y el hombre que dice lo que dicen los que saben: René Casados. Esta vez el póquer de analistas estuvo de acuerdo en que Manlio Fabio Beltrones será el futuro jerarca máximo del PRI.

Momentos antes de llegar al acuerdo, López Dóriga le hizo al presidente saliente del Institucional, el mexiquense César Camacho una entrevista cuya parte medular transcribo. Antes de recibir la llamada del ex gobernador mexiquense, Joaquín expresó categóricamente que Manlio Fabio Beltrones sería el nuevo presidente del Partido Revolucionario Institucional.

A continuación transcribo: LD.- César, ¿cómo estás buenas tardes? CC.- ¿Qué tal Joaquín? Oye como nos tienes acostumbrados, estás muy bien informado. LD.- Pues sí, ¿no? CC.- (Suelta una risa de primer actor de la política) Vamos a ver cómo se dan las cosas en las siguientes horas y en los siguientes días. Pero estamos entusiasmados Joaquín. LD.- No me puedes desmentir lo de Beltrones, ¿verdad? CC.- Bueno, no puedo decir nada porque la convocatoria todavía no se lanza, él es una de las personas de las que se ha hablado, él y algunos otros priístas con suficiente empaque, con trayectoria, con credenciales de sobra para dirigir este partido, el más numeroso del país, que enfrenta enormes retos y los enfrenta pues con entusiasmo y en un clima de unidad. LD.- Sí, pero va a ser Manlio Fabio Beltrones, ya lo veremos, ya lo verás. CC.- Bueno, vamos a esperar, no falta mucho tiempo. LD.- No, bueno, espérenlo ustedes que son los que tienen que esperar los tiempos. La noticia que yo tengo, y la tengo confirmada, es que Manlio Fabio Beltrones será el próximo presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. (¡Sopas!) Y el teacher recibe información de buenas fuentes.

Sin embargo, este humilde escribano (ya no uso el término sexoservidor por temor de que me acusen de trata de mi mismo) no presume de tener fuentes muy picudas, yo sólo tengo una regadera, hagan de cuenta la del Chapo, y a través de ella, más mi imaginación, he elaborado las siguientes teorías.

  1. Es obvio que a la triada de Los Pinos, léase Videgaray, Osorio y Nuño, Manlio les cae más gordo que al Piojo Herrera Christian Martinoli. Pero tienen que disciplinarse a lo que diga el presidente y éste sabe muy bien que en estos momentos para su gobierno, Manlio Fabio Beltrones es como el Chapulín Colorado, sólo él puede defenderlo.
  2. Aun así, la soberbia en política es tal que de manera maquiavélica se pueden hacer algunos movimientos. Desde luego no el que se ha manejado, fruto de la ignorancia, de decir que a la presidencia del PRI iría Aurelio Nuño, cosa imposible de lograr porque los estatutos establecen que para cualquier cargo directivo se necesita un mínimo de 10 años de militancia y el joven Nuño hace 10 años era nerd en la Universidad de Oxford.
  3. Claro que Manlio como jerarca del PRI va a resultar muy peligroso para la Santísima Trinidad de los Pinos, sobre todo en el manejo de la sucesión. Por supuesto que eso también es un temor que debe tener Peña Nieto porque sabe que a Beltrones, como al Chapulín Colorado, lo siguen los buenos (y hasta dos que tres malosos).
  4. También puede darse el caso de que manden al PRI a un priísta de viejo cuyo, digamos Enrique Martínez y Martínez, que en lo único que se identifica con Peña Nieto es en la suerte que tienen ambos para que les regalen propiedades inmobiliarias.
  5. Otra aberración que por estos días se ha llegado a decir es que el gobernador de Chihuahua, César Duarte, podría ocupar el más alto cargo en el tricolor. Si así fuera, aprovecho para sugerir que Duarte agregue a los sectores obrero, campesino y popular, el sector banquero.

Si de casualidad se diera una de las opciones cuatro o cinco de esta lista o cualquier otra en la que no tomaran en cuenta al nativo de Villa Juárez, Sonora, ¡aguas! ¡Prepárense! Porque eso significa que no contaban con su astucia.